• Administrador

Aguacates cambiarán el mundo del plástico

Hasta 2011, los bioplásticos se elaboraban de maíz, yuca y papa pero un estudiante se cuestionó si salvar el planeta debía competir con el hambre


Así fue como Scott Munguía descubrió el polímero natural en la semilla del fruto, que México produce por toneladas cada año y los huesos se iban a la basura

Un bioplástico tiene que ser sustentable… Pero, ¿cómo hacer bioplástico de un alimento cuando tanta gente muere de hambre? Esto se preguntó Scott Munguía, cuando era estudiante de Ingeniería Química en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

El regiomontano se cuestionó que la mayoría de los bioplásticos se elaboraran a base de maíz, yuca y papa, lo cual es como quitar un alimento de la boca, además de tanto problema con los costos del maíz y por ello, esos productos son caros.

Al cabo de años de estudios, en 2011 Munguía patentó la fórmula para obtener una resina del hueso del aguacate, ya que éste contiene un biopolímero similar al del maíz.

La diferencia es que los huesos de ese fruto se iban directo a la basura, de hecho, toneladas. México es el mayor productor mundial de aguacate, con más de un millón de toneladas al año y se desechan 25 mil toneladas de la semilla al mes, sólo en el país.

Para Munguía, eso realmente era sustentable, un avance tecnológico que le permitió fundar su empresa BioFase (www.biofase.com.mx) y una aportación al medio ambiente, ya que los bioplásticos se degradan en 240 días sin tener que incinerarlos y pueden reemplazar el 30% de la demanda global de plásticos tradicionales.


BioFase fue calificada en 2014 como Innovación del Año en México por el MIT y como la Mejor Empresa Verde de México por Banamex; para la ONU, el descubrimiento del regiomontano revolucionará el mundo

La planta de BioFase en Monterrey, Nuevo León, se enfocó en la obtención de resinas para venderla a empresas, sin embargo, Scott Munguía quería llevar su invento más allá de probetas y matraces.

En 2015 abrió otra planta en Morelia, Michoacán, más grande y especializada en bioplásticos para producir cubiertos y desde el año pasado, popotes.

A la fecha, el joven regiomontano lidera la producción de biopolímero en América Latina, incluso exporta a Estados Unidos, Canadá, Australia y varios países de la Unión Europea. En total, comercia con 19 países.

En México, BioFase le vende más a restaurantes que a los supermercados pero es un mercado en crecimiento, ya que en el país la mayor parte de productos de plástico biodegradables se importaban de Estados Unidos, Europa y China, a precios considerablemente más elevados.

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el descubrimiento de Scott Munguía ya es considerada una de las innovaciones, creadas en América Latina, que podrían cambiar al mundo.

En 2014 BioFase fue calificada como Innovación del Año en México por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y como la mejor empresa verde de México por Banamex.

Para el empresario, es fundamental generar alternativas y logró responder a su pregunta, cómo generar bioplásticos, sin usar residuos de alimentos ni obstaculizar el progreso en la lucha contra el hambre.


No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad