• Administrador

Artesanía con sentido social y ecológico

Usarán alfareras de 7 comunidades en la región de Bocoyna, un horno libre de humo con capacidad de 300 piezas de manera simultánea


Un horno libre de humo para la alfarería, el primero en Chihuahua y el onceavo en México, se entregará el próximo jueves a una decena de artesanas rarámuri.

Para esta obra con sentido social y cultural, el Fomento y Desarrollo Artesanal del Estado de Chihuahua (Fodarch) aportó 90 mil pesos, mientras que la Escuela Nacional de Cerámica donó 240 mil pesos.

A seis kilómetros del Pueblo Mágico de Creel, en la localidad serrana de Ocochochi, del municipio de Bocoyna, se pondrá en marcha el horno y en su primera quema, producirá hasta 300 piezas de manera simultánea.

A partir de ello, serán las alfareras de varias comunidades aledañas a Ocochochi, como San Ignacio de Arareco, Pichiki, Gonogochi, Navahuachi, Ruchirasi y Tabachi, quienes utilicen el horno.



Capacita el especialista mundial, de origen japonés, Masakazu Kusakabe, a las artesanas en esmaltado y procesos técnicos cerámicos

Isela Martínez Díaz, directora del Fodarch, refirió que el proyecto del nuevo sistema de alfarería fue presentado ante varias comunidades rarámuri de Bocoyna, que mostraron gran interés y fueron apoyadas por la Presidencia Municipal, que gestionó la donación del terreno ejidal necesario para su instalación.

La construcción duró tres semanas, a cargo de cinco integrantes de la Escuela Nacional de Cerámica y con la asesoría del especialista mundial, de origen japonés, Masakazu Kusakabe.

Las artesanas tomaron cursos de esmaltado y procesos técnicos cerámicos, así como de costos, mercadotecnia y embalaje.

Respecto de la operación, se indicó que se permitirá una sola quema cada semana o quincena, aunque podrá ser durante todo día, para favorecer el trabajo en equipo.

Se instruyó a la población sobre cómo construir el horno y las ventajas que ofrece, como hacer más eficiente la combustión y reducir el consumo de materia prima, lo cual tiene beneficios directos para la salud y el medio ambiente.

Este proceso y la capacitación previa permitirán incrementar la producción y calidad de las piezas, para mejorar los ingresos económicos de las alfareras rarámuri que contribuyen al sustento de su hogar.

Según informó Isela Martínez, se planea replicarlo en la localidad de Sojaguachi, Bocoyna y en Ciudad Madera.


Planean replicar el método en la localidad de Sojaguachi y en Ciudad Madera

4 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad