• Administrador

Cada día, llegan 1,200 a Urgencias del IMSS… sin casos graves

Según el Instituto, 80% son falsa alarma y saturan las unidades médicas; con el Sistema de Triage se pretende revertirlo


La mayoría acude por resfríos, problemas gastrointestinales, migrañas, quemaduras de primer grado, infecciones, reacciones alérgicas, heridas que no requieren sutura y dolores musculares

Cada día, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende en sus unidades de urgencia ubicados en Ciudad Juárez, Delicias, Parral, Nuevo Casas Grandes y Chihuahua a un número aproximado de mil 200 derechohabientes, de esta cifra, el 80% no son urgencias reales, según la institución.

Según la institución, la mayoría de los casos que llegan a urgencias son padecimientos que pueden tratarse por consulta externa, o en los Módulos de Atención Médica Continua en las Unidades de Medicina Familiar.

Entre las más comunes, figuran resfríos, problemas gastrointestinales, migrañas, quemaduras de primer grado, infecciones, reacciones alérgicas, heridas que no requieren sutura y dolores musculares.

Por ello, se incorporó desde 2016, el Sistema de Triage, aplicado a nivel internacional en las unidades médicas y en el cual, existen dos principios fundamentales para el funcionamiento de las áreas de urgencia; uno es salvar el mayor número de vidas y el segundo, hacer el mejor uso de los recursos disponibles.

Así, se elaboró un “decálogo” para determinar el tipo de atención, se lleva a cabo un esquema de reconocimiento sencillo, completo y rápido que fija criterios en categorías básicas, determinados por colores: rojo, anaranjado, amarillo, azul y verde, acorde con la gravedad.

Rojo: Atención inmediata. Amenaza que pone en riesgo la vida (shock, estado convulsivo, paro cardiaco o respiratorio, dificultad para respirar, fracturas, traumas graves en cráneo o cadera, heridas graves, parto en curso, intento de suicidio, abuso sexual, embarazo con sangrado).

Naranja: Emergencia que requiere atención médica en los primeros 10 minutos (infarto, fractura expuesta, sangrado a cualquier nivel).

Amarillo: Situación poco grave, cuya atención puede demorar hasta media hora (tos con expectoración y fiebre sin mejoría tras consulta, cuerpo extraño en ojo, oído, dolor de cabeza, infección de herida quirúrgica, heridas que necesitan puntos que no involucran órganos vitales, embarazo sin sangrado, dolor en el pecho de más de cinco días).

Verde: Urgencia menor que puede esperar hasta 2 horas (vómito sin sangre, esguince, diarrea sin deshidratación, entre otras condiciones).

Azul: No urgente, el caso debe ser atendido en la Unidad de Medicina Familiar y puede esperar más de 120 minutos (resfriado común, malestar sin fiebre, entre otros padecimientos).

Bajo estos criterios –expone el IMSS—, se supone que las urgencias reales se transfieren al área de choque para reanimar y estabilizar al paciente, no obstante, cuando la condición no pone en riesgo la vida el derechohabiente permanece en la sala de espera para que alguno de los médico en turno lo valore.

El Sistema de Triage ya se ha implementado en distintos estados de la República y busca, mediante un reconocimiento sencillo completo y rápido a los pacientes, establecer criterios para hacer más eficiente el servicio y la atención.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad