• Administrador

“Canelo” vuelve a rescatar campaña para niños con cáncer

Puso lo que faltaba para alcanzar la meta de 450 mil pesos para el Hospital del Niño Poblano, campaña organizada por “Nariz Roja”, que en meses pasados juntó esa cantidad para Chihuahua


Si no es por apoyos ciudadanos, ni cómo obtener medicinas y tratamientos para los pequeños guerreros ante el desabasto generalizado en el país

Meta cumplida, informó este miércoles la asociación civil Nariz Roja, que organizó una colecta de 450 mil pesos para los pequeños grandes guerreros del Hospital del Niño Poblano, lo cual se logró gracias a la aportación del boxeador mexicano, Saúl “Canelo” Álvarez.

Según dio a conocer la fundación en su cuenta de Twitter, en cuanto se publicó hasta la noche del martes pasado, que se llevaban169 mil 780 pesos, “Canelo” vio la publicación y comentó: “Yo pongo lo demás que falta”. Esto es, 280 mil 220 pesos.

Posterior a su mensaje, él pidió que le escribieran en directo para proporcionarles un número y ponerse de acuerdo.


No es la primera vez que el boxeador cumple el “sueño” de muchos niños con cáncer para que no dejen de recibir sus quimioterapias ni sus medicamentos.

Recién el 1º de junio de este año, además de otorgarles dinero, les dio unos guantes autografiados para recaudar fondos y apoyar a los niños y sus padres, que han librado la falta de medicinas y la interrupción de sus tratamientos desde el año pasado y en particular, durante la pandemia por el COVID-19.

Asimismo, en febrero pasado, “Canelo” respaldó a la asociación civil para la compra de medicamentos y con el donativo que hizo, se adquirieron 94 dosis de cytarabina al Hospital Civil Juan I. Menchaca en Guadalajara, Jalisco.

Nariz Roja se ha dedicado a la causa de recaudación de fondos para los niños con cáncer y precisamente etiquetó una de sus campañas para Chihuahua en julio pasado. (https://www.clickchihuahua.com/post/solas-familias-y-asociaciones-vs-cáncer-en-chihuahua)

“No hay quimio en Chihuahua” consiguió 450 mil pesos, ante la suspensión de tratamientos y el desabasto de medicinas que desde mayo se registraba en la entidad y los padres de familia se declaraban quebrados, a la par de las asociaciones civiles locales que ya no contaban con más recursos para enfrentar la situación debido al confinamiento y el cierre de actividades por la contingencia sanitaria.

A partir de ello, el Gobierno del Estado de Chihuahua informó que a través del DIF Estatal se canalizaría presupuesto de la Secretaría de Salud para adquirir los medicamentos que supuestamente la Federación no había enviado, aunque trascendió que éstos se encontraban en las bodegas de la dependencia sin justificar por qué no se habían distribuido.

De ahí que padres de familia se manifestaron tanto en Ciudad Juárez como en la capital del estado y se llegó al acuerdo de comprar lotes de medicamentos, en tanto se dirimía con el gobierno federal, el envío de medicinas. Incluso, el gobernador Javier Corral se comprometió a emitir una licitación para adquirirlos en el extranjero, sin embargo, ya no se dio a conocer los detalles de esa operación.

Apenas, el 7 de octubre pasado padres de niños con cáncer protestaron en el Hospital Infantil de Especialidades de Ciudad Juárez, por la falta de tratamientos y quimioterapias sin que los gobiernos federal y estatal les den una puntual respuesta.

La problemática se ha presentado a lo largo del territorio nacional, los pacientes están en una lucha contra el tiempo y las asociaciones civiles están acotadas para realizar actividades y canalizar fondos, al ritmo de lo que se requiere.

Posteriormente, la gota que derramó el vaso fue el robo de 37 mil 967 medicamentos utilizados para el tratamiento del cáncer en niños, suscitado el 10 de octubre pasado en la Ciudad de México y que se repartirían entre los hospitales del sector salud a nivel nacional, lo cual despertó suspicacias de los padres de familia, que reclamaron el déficit acumulado y la casualidad de un hurto de esa magnitud, si bien la Secretaría de Salud aseguró que no provocaría más desabasto.

Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó el 13 de octubre pasado, que es una tragedia lo que sucede en México, en cuanto a la falta de tratamiento para niños con cáncer.

El funcionario indicó que los servicios oncológicos mexicanos se han visto muy afectados y otros servicios esenciales, ya que todo se concentró en la atención al COVID-19, la cual en sí misma, deja mucho que desear ante la reducida cantidad de pruebas que se realizan y los rebasados sistemas hospitalarios para responder ante pacientes, que ya llegan con los síntomas al 100 por ciento.

7 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad