• Administrador

Carta al presidente… Atentamente, Chihuahua

El mandatario estatal y 4 exgobernadores se unen para pedir más recursos ante la pandemia; el Estado no se ha sumado al frente común del Noreste que reclama apoyos extraordinarios y un nuevo pacto fiscal


Mientras el bloque de gobernadores del Noreste del país ejerce presión para rebelarse contra el pacto fiscal de la Federación y exigir más recursos ante la pandemia del COVID-19; en Chihuahua, el mandatario estatal no se ha sumado a esa iniciativa, aunque propone lo mismo y para ello, hizo un frente común con 4 exgobernadores.

Por segunda ocasión, Javier Corral sostuvo una videoconferencia con Fernando Baeza Meléndez, Francisco Barrio Terrazas, Patricio Martínez García y José Reyes Baeza Terrazas para leer una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la cual le piden “por el bien de la Nación, se hagan todas las diligencias posibles para allegarle al país hasta el último recurso que pueda ponerse en juego, para sortear la crisis de la mejor manera”.

En turnos, los ex mandatarios y el actual gobernador leyeron la carta, que todos firmaron y enviaron al Jefe del Ejecutivo, destacando que Chihuahua requiere apoyos federales extraordinarios en legítima reciprocidad republicana, toda vez que los fondos se han constituido con aportaciones positivas netas, del estado a la Federación a lo largo de muchos años.

El priista Fernando Baeza expuso que “las consecuencias sociales y económicas de la pandemia requieren un primer paso de cohesión absoluta frente al poderoso virus enemigo, para enfrentarlo sin soslayo alguno”.

El panista Francisco Barrio señaló que los números presupuestales de la entidad a lo largo de la historia, reflejan el cumplimiento de Chihuahua localmente y con el país, con impuestos propios que se cifran muy por encima del promedio nacional.

“Aportar a la Patria lo que ésta nos reclama en apoyos para su desarrollo, lo hemos hecho desde siempre, en el siglo XIX, XX y en lo que va del XXI. Páginas honrosas de la historia dan testimonio. La Patria Peregrina aquí se financió y refugió”, subrayó al destacar, hoy más que nunca se justifica la demanda de aportaciones extraordinarias.

A su vez, el priista Patricio Martínez advirtió que las consecuencias derivadas del confinamiento, los cierres temporales o definitivos de los centros de trabajo, así como la paralización de las líneas de exportación por la crisis internacional, requieren de un plan de reconstrucción económica con características domésticas.

“Chihuahua está consciente del esfuerzo que hace el Gobierno de México para atender las solicitudes de todas las entidades, y otros factores, pero por lo mismo, señor Presidente, de la manera más respetuosa nos permitimos proponerle se consideren mecanismos extraordinarios de fondeo y de obtención de recursos”, recalcó el exgobernador rebelde, como lo denominó el entonces presidente Ernesto Zedillo, al reclamar la fórmula del pacto fiscal, el centralismo de la Secretaría de Hacienda y la arbitrariedad en el manejo de cuentas de Banobras.

Por su parte, el priista José Reyes Baeza, destacó que en la coyuntura actual es válido echar mano de todas las opciones de financiamiento al alcance.

“La Patria perdió sus territorios en el siglo XIX, en lugar destacado, por su propia confusión y desunión, apliquemos hoy esa dolorosa lección: sólo con unidad, evitando remedios sectarios, privilegiando estabilidad social y política, habrá luz en el camino de México”.

Los exgobernadores ya habían sostenido una reunión virtual con Javier Corral, el 16 de abril pasado, para respaldar las acciones locales a partir de la emergencia sanitaria del coronavirus, como el programa alimentario colectivo, así como las actividades de organismos e instituciones en favor de la comunidad afectada.

Al concluir la transmisión de este día con los exgoberndores, el mandatario estatal reiteró la urgencia de aportaciones federales extraordinarias ante el COVID-19, un plan de reconstrucción nacional y un programa de subsidios fiscales y apoyos a las micro, pequeñas y medianas empresas.

En el foro virtual, Diálogo por la Reconstrucción Nacional, convocado por la organización Futuro 21 con la participación de expertos en materia federalista, economistas y académicos de todo el país, Corral Jurado refirió que su gobierno hizo un ajuste por 3 mil 241 millones de pesos para integrar el Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar, que incluye una reducción al gasto operativo por 644 millones de pesos, la cancelación de obras no prioritarias del Plan de Inversión 2019-2021 por alrededor de 740 millones de pesos y se reorientaron recursos estatales de distintas dependencias, organismo desconcentrados, descentralizados y órganos paraestatales por cerca de mil 390 millones de pesos.

“Aunque el esfuerzo que hemos hecho es monumental en el marco de nuestras finanzas precarias, es absolutamente insuficiente, por supuesto que se requiere que el Gobierno Federal haga lo propio”.

Javier Corral manifestó que si bien existe inequidad del pacto fiscal, que data de 1976, que tuvo criterios desventajosos para las entidades federativas todavía en 2007, “lo único que esta época ha puesto de manifiesto es su desfasamiento, ya no sirve a nadie el actual arreglo de coordinación fiscal, pero hoy por hoy no es el momento de amagar con la ruptura del pacto fiscal”.

¿Pacto del Norte sin Chihuahua?

Desde que comenzó el mes de abril, 4 gobernadores reactivaron la añeja queja contra el pacto fiscal y semana a semana, se han reunido con empresarios y especialistas para afinar la agenda, incluso 2 mandatarios se han sumado a la iniciativa.

El independiente Jaime Rodríguez, de Nuevo León, el priista Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila, el panista Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, y de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, de Jalisco, no han quitado el dedo del renglón o cambia la fórmula, o se retiran del pacto fiscal con la Federación.

Recién el viernes pasado, cuando se reunieron y estuvieron presentes los mandatarios de Durango y Michoacán, el panista José Rosas Aispuro y el perredista Silvano Aureoles, respectivamente, enfatizaron que “no nos mande decir el gobierno federal que no es tiempo de revisar el pacto”.

Precisamente para enfrentar el coronavirus, entidades como Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Jalisco han aportado mil 800 millones de pesos de recursos propios sin que la Federación canalice los apoyos prometidos.

Bajo el argumento de que son los estados que más aportan al PIB nacional y no reciben recursos en reciprocidad, se ha fortalecido el frente común para presionar al cambio en la fórmula de distribución de las participaciones y partidas federales.

Ejemplificaron que por cada peso aportado al país, Nuevo León recibe 17 centavos, Coahuila 16, Tamaulipas 32 y Jalisco 30 centavos. En tanto, puntualizaron, el gobierno federal aumenta cada vez más las responsabilidades de los estados pero no el presupuesto.

Por ello, los mandatarios indicaron que analizan opciones, corren el lápiz en sus Secretarías de Finanzas Estatales para enmarcar las modificaciones que requieren para tener mayores atribuciones recaudatorias.

El rechazo generalizado a la fórmula de Hacienda es el 80/20 entre lo que ingresa y devuelven a las entidades, los criterios de distribución entre las entidades federativas del 20% basados en el factor poblacional para distribuir a los estados y no por su productividad.

Por otro lado, los gobernadores informaron que trabajan en delinear un plan de reactivación de la economía en medio de la pandemia, el cual propondrán al presidente.

1,006 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad