• Administrador

Cerámica de Mata Ortiz revivió a una población

Alfareros empíricos desarrollaron un complejo proceso para crear una cotizada artesanía y cambiaron su propia historia


En cuestión de cuatro décadas, las vasijas y ollas con el estilo de las culturas de Paquimé y Anasazi, se exponen en galerías y hay listas de espera para entregar pedidos

La fama de la cerámica de Mata Ortiz no sólo se encumbró por ser el regalo que recibió el Papa Juan Pablo II en su última visita a México; el símbolo del orgullo de la alfarería nacional albergaba entonces, más de dos décadas de redescubrimiento.

Tampoco el llamado milagro de esa localidad, situada al suroeste de Casas Grandes, cerca de las ruinas de Paquimé, se ganó ese calificativo por elaborar una vasija con la imagen del Papa Francisco para obsequiársela en su visita a Ciudad Juárez en 2016.

El prodigio en esa comunidad es que un solo hombre apreciara las artesanías de los antiguos pueblos del desierto, de las culturas de Paquimé y Anasazi, que permanecían olvidadas en el pueblo y decidiera reproducirlas.

Así empezó Juan Quezada Celado y su familia hasta la cuarta generación, a desarrollar la artesanía y con ello, se creó una red de alfareros empíricos.

Actualmente son más de 300 los artesanos, dedicados a la producción de esta cerámica en Mata Ortiz, expuesta en galerías de arte, reconocida a nivel internacional cuyo costo puede llegar a los 5 mil dólares y tienen listas de espera para entregar los pedidos.

Cotización que se fija en función del complejo proceso técnico en su elaboración, distinguida por sus figuras geométricas sobre superficies redondas (ollas y vasijas), colores y relieves, cuyas piezas son firmadas para estampar el estilo de cada familia que las elabora.

De eso se sostiene el pueblo, del ferrocarril que dio vida a esa zona de 1910 a 1950 pasó a la artesanía, desde mediados de los años setenta a la fecha y salió de la marginación.

Ya no dependen de los criterios presupuestales del gobierno, más bien los gobernantes en turno se acercan a ellos para facilitarles su trabajo con tan valiosa derrama económica.

Así organizó en mayo pasado, el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Chihuahua (ICATECH), el programa “CapacitARTE” para brindar asesoría técnica a 176 artesanos de esa región con el fin de mejorar la calidad y el diseño de su producción alfarera.

Con el apoyo del Fomento y Desarrollo Artesanal del Estado de Chihuahua (FODACH) en la entidad, se informó que con esos talleres se busca profesionalizar el oficio y apoyar a sus habitantes, que hasta el censo de 2010, contabilizaba una población de mil 182 personas en el ejido Juan Mata Ortiz.


Hoy en día, los gobiernos se acercan para apoyarlos con talleres para profesionalizar su oficio

27 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad