• Administrador

Chihuahua se suma al Colilla Challenge

La iniciativa de un universitario para reciclarlas, ya involucró a la sociedad para recogerlas, sancionar el tirarlas en la calle e instalar la primera planta tratadora


Labor que derivó en una red de voluntarios para recabarlas y embajadores como centros de acopio a lo largo del país

Todo fue que un egresado de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se preguntara qué hacer con las colillas de cigarro, tiradas en calles, jardines y playas; un estimado de 50 mil millones al año en México… Todo un problema de contaminación, pues tardan al menos 12 años en degradarse y sólo una es suficiente para contaminar hasta 50 litros de agua.

Así fue como el año pasado, Leopoldo Benítez encontró la forma de reciclarlas en su totalidad. Con ayuda de un hongo, degrada las colillas y permite que 25 por ciento de éstas, se convierta en desecho orgánico y pueda ocuparse en forma de composta.

Su tesis precisamente se enfocó en la búsqueda del hongo adecuado para tratar las colillas. Terminó por hacer uso de hongos basidiomicetos, que crecen en los árboles y deterioran la madera; los colocó en frascos con las colillas y los organismos comenzaron a alimentarse de ellas, degradando el 25 por ciento del total de las colillas.

Mientras el 75 por ciento restante puede triturarse y molerse con agua, se le transforma en una sustancia parecida a la celulosa, con la que puede generarse papel. De paso, cada tonelada procesada de esos deshechos podría evitar la tala de 14 árboles.

De ese modo nació Eco Filter México, una empresa a cargo de Leopoldo Benítez y Paola Garro que se dedica al reciclaje de colillas de cigarro. Así también se generó el reto de involucrar a la sociedad en la labor de recogerlas, tanto el “Colilla Challenge” como el “Colillatón”, exhortando a guardarlas en botellas de plástico y llevarlas a centros de acopio.

Voluntarios que a la fecha, ya recolectaron una tonelada de colillas, que se encuentran en centros de acopio. Esa es la parte del “Colillatón”.

Iniciativa que llevó a Leopoldo y Paola a difundir por redes sociales, especialmente entre jóvenes, a la importancia de recabar esos desechos y designar embajadores a lo largo del país para instaurar esos centros de acopio; esa estructura es a la que llaman “Colilla Challenge”.

Actualmente, ya cuentan con 30 centros a lo largo del país. En ese mapa (https://bit.ly/2tyFifL !), en el estado de Chihuahua hay dos ciudades que ya figuran con centros de acopio: Chihuahua y Delicias.

En la capital del estado, se refiere a Ecología y Comunidad Sustentable A.C. en la calle 4ª No. 2605, colonia Centro, y en Delicias colabora Crearé Diseño en Muebles, ubicada en la calle 31 Sur No. 21, colonia Tierra y Libertad.

También está la opción para los negocios, donde dan un contenedor especial y económico, exclusivo para este residuo y que puede ser tratado.

Sin embargo, la aventura de Leopoldo y Paola apenas empieza, ya que su idea ha tenido tan buena recepción entre la población en general, que en la Cámara de Diputados ya se evalúa la aplicación de una ley para multar a quienes tiren las colillas a la calle.

Sin embargo, eso es sólo parte de la problemática, ya que el asunto es qué hacer con las colillas.

Por ello, los jóvenes revisan con el gobierno federal, la normatividad para poner en marcha la primera planta tratadora de colillas de cigarro.

Asimismo, han visitado varios estados –hoy se encontraban en Querétaro— para proponer iniciativas de ley que contemplen las colillas de cigarro y su disposición final.

7 vistas0 comentarios
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad