• Administrador

Con pandemia, el estado perdió un tercio del empleo ganado

De la caída de medio millón de puestos de trabajo en el país, para el estado fueron 18 mil menos a partir del coronavirus, lo cual si jaló ‘una buena parte de la cobija’


Datos que se remiten a las bajas ante el IMSS, todavía habría que considerar el impacto vía la economía informal o los trabajos sin prestaciones

Bastó una pandemia para que el estado de Chihuahua perdiera más de la tercera parte de los empleos generados en 3 años y medio.

De acuerdo con el Gobierno del Estado, de octubre de 2016 a febrero de 2020 se crearon 55 mil 717 fuentes de trabajo, pero en marzo se perdieron 4 mil 470 y en abril, 13 mil 549.

Un acumulado entre el bimestre de marzo y abril de 18 mil 19 empleos, a partir de la declaratoria de emergencia sanitaria por el COVID-19, que ahora sitúan a la tasa laboral activa en 37 mil 698.

Un impacto reflejado en la industria de la trasformación con la contracción de 5 mil 800 ocupaciones, el sector de servicios con 3 mil 895 y de la construcción con 2 mil 803 menos.

Por municipios, el más golpeado es Chihuahua con 6 mil 843 empleos perdidos, seguido de Juárez con una disminución de 5 mil 564 puestos laborales.

Ninguna de las seis regiones en las cuales se divide la entidad tuvo números positivos en abril, se precisó mediante un comunicado de prensa.

En la danza de cifras del Plan Emergente y el enfoque de reforzar a las Mipymes, en Chihuahua se advierten áreas de oportunidad que aprovechar, pues el presupuesto por sí mismo no soportará por mucho tiempo

Cifras negativas que se basan en la afiliación reportada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que no proyectan el saldo en la economía informal así como en los despidos de trabajadores, que fueron contratados sin prestaciones sociales.

Por ello, el presupuesto estatal de 3 mil 403 millones 100 mil pesos proyectado para hacer frente a todos los aspectos relacionados con el coronavirus, tanto en la infraestructura de salud como en la reactivación económica y la crisis alimentaria, será un paliativo de muy corto plazo.

El rescate en números

Según la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico, al sector turístico ya se le asignaron 2 millones 730 mil 722 pesos para apoyar a 39 proyectos de la capital del estado y municipios aledaños. El fondo total para esa actividad es de 23 millones 800 mil pesos, que contempla el reembolso por el impuesto sobre hospedaje pagado durante 2019 e incluye el pago hasta de siete salarios mínimos durante 3 meses a recamareras, amas de llaves, meseros y maleteros.

Respecto del programa de apoyo a los restaurantes, hay solicitudes para canalizar 600 millones de pesos. Hasta ahora, se ha ejercido poco más de un millón de pesos.

En otro esquema para ayudar a fondas de comida y garantizar un platillo diario a las familias que viven en las zonas más vulnerables de Chihuahua capital y Ciudad Juárez, se distribuyeron 40 millones de pesos.

En el respaldo generalizado a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), se otorgaron en subsidios 26 millones 570 mil 442 pesos, mientras que en créditos se dispersaron 11 millones 41 mil 735 pesos, lo que en la óptica gubernamental permitirá conservar más de 45 mil empleos.

Aparte de 9 millones de pesos en créditos para pequeñas empresas agroindustriales y alimentarias, se informó.

Asimismo, el Programa Emergente de Ocupación Temporal, al cual se destinarán 137 millones de pesos en todas las regiones de la entidad; al Programa Extraordinario de Apoyos a la Cultura, un millón de pesos y, la iniciativa de ocupación de mano de obra a través de los Comités de Participación Ciudadana del programa base Desarrollo Paz y Reencuentro, por 40 millones de pesos.

Para el ámbito alimentario y rural en la Sierra Tarahumara se estructuraron los programas de Dotación alimentaria, Semillas para vegetales en traspatio, Aves de corral para autoconsumo y Apoyo para siembra de maíz, que absorbieron 52 millones 166 mil 121 pesos.

Acorde con el desglose oficial, en despensas que se distribuirán en diversos municipios, se destinarán 293 millones 187 mil 321 pesos. En tanto que vía apoyos económicos directos de 500 pesos por familia para 100 mil hogares con un máximo de 4 cobros para la adquisición de alimentos, se reservaron 200 millones de pesos. En total, el DIF estatal ejercerá 762 millones de pesos en las acciones que le competen.

De la danza de cifras, se desprende que en salud se gastaron 51 millones 400 mil pesos en medicamentos y materiales de curación, así como 145 millones de pesos para equipamiento de unidades médicas en diversas localidades del estado.

Más 32 millones 400 mil pesos etiquetados para incrementar 30% los sueldos de los “Héroes de la Salud”, el ejército de 4 mil trabajadores que según se precisó, abarcaría desde médicos y enfermeros hasta personal de laboratorios, ambulancias, intendencia y vigilancia de hospitales.

En la sumatoria, se quedará corto el presupuesto para necesidades que rebasarán, a todas luces, el plazo de reactivación total a partir de agosto.

“Chihuahua es de los estados menos afectados en este rubro (el desempleo) en el país, donde la pérdida de empleos ronda los 500 mil”, subrayó el mandatario estatal, en días pasados.

En realidad, es una cantidad de 555 mil 247 desempleados sólo en abril; la cifra más alta para un solo mes, desde que hay registro, enmarcó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que se basó también en los datos del IMSS.

De hecho, otro dato revelador es que en abril también se contrajo el número de patrones registrados ante el Seguro Social, al darse de baja 6 mil 689 respecto de los que estaban en marzo pasado.

Escenario que deja fuera de lugar el ‘regaño’ del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien criticó a los dueños de empresas, que “sacan raja” en plena crisis sanitaria, optaron por despedir a sus trabajadores.

Lo expuso cuando sólo se hablaba de 346 mil 878 puestos laborales menos entre el 13 de marzo y el 6 de abril pasados, tras lo cual la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, exhibió a los patrones y señaló que los despidos eran recurrentes, aún antes del COVID-19 debido al ‘outsourcing’, a través del cual despachos que administran nóminas de grandes empresas que dan de baja a empleados para luego, contratar.

Más allá de diversos factores que influyen en la ocurrencia del ‘outsourcing’, lo cierto es que si bien las grandes empresas manejan las mayores fuentes de empleo, las Mipymes representan más del 60% del motor productivo nacional.

De ahí, la relevancia de apoyar a ese segmento tanto por derrama económica como por amortiguar el desempleo, en lo cual el Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar enfocó sus baterías en ese sector, la cuestión es por cuánto tiempo ya que durante mayo y junio –informó el gobierno estatal— se entregarán los recursos a quienes más necesitan el respaldo, así que el punto de equilibrio quizá suceda en el último trimestre del año, en el mejor de los casos.

“Estamos buscando cómo la pérdida de algunas empresas, las vamos a poder compensar con otras. También va a haber oportunidades, la industria aeroespacial y automotriz ya se dio cuenta en esta pandemia de su dependencia con el mercado chino y asiático, y lo que a ellos les afectó en sus procesos de producción. Lo que viene es una nueva diversificación que buscará encontrar las mejores ubicaciones frente al mercado de los Estados Unidos”, expuso el gobernador Javier Corral, con miras a reforzar –como se hizo una década atrás— las redes domésticas de proveedores.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad