• Administrador

Coronavirus hermano, ya eres mexicano…

Oleada de críticas en el ámbito internacional por el desdén del presidente de México para enfrentar con seriedad, la pandemia del coronavirus


Y si no se está a la altura de medidas de control en la salud, se cuestiona la capacidad de reacción ante lo que ya se advierte como una recesión mundial / Foto: CNN

Mientras la Unión Europea ordenó a sus ciudadanos no salir de sus casas, en Euroasia, Oriente y África suspendieron vuelos y cerraron fronteras, así como en Norteamérica países como Canadá y Estados Unidos elevaron la alerta ante la pandemia del coronavirus; en México las medidas son laxas.

No sólo se llevó a cabo la semana pasada, la Convención Bancaria en Acapulco, así como el fin de semana se celebró el festival Vive Latino 2020 en la Ciudad de México; además, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, es el primero en desestimar la gravedad del COVID-19.

A partir de ello, el gobierno mexicano ha sido el centro de fuertes críticas tanto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como por la comunidad internacional y de hecho, medios de comunicación como CNN, Euronews, DW, RT y BBC cuestionaron la ligereza con que se está trabajando para resguardar la salud de los mexicanos y las burlas del jefe del Poder Ejecutivo para continuar haciendo giras y repartiendo abrazos, mandando una pésima señal a la sociedad, que en lugar de concientizar ante la crisis, se mofa.

Ya al día de hoy, 16 de marzo, suman 82 casos confirmados de coronavirus en el país, aparte de 121 casos sospechosos, uno de éstos, en el estado de Chihuahua.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Epidemiología de la Secretaría de Salud informó esta noche que entre ayer y hoy se detectaron 29 casos más, dando un total de 82.

Asimismo, indicó que en el territorio nacional estamos por entrar a la fase 2, es decir, la previsión de que los casos “importados” empiecen a propagarse en el país.

Hasta el momento, salvo Michoacán y Nayarit, todos los estados de la República tienen casos confirmados o sospechosos.

Se llama a la calma pero no se dictan protocolos, más allá de lavarse las manos y no saludar de beso. Sólo eso.

La tardanza del aparato gubernamental va más allá de la crítica, es la preocupación y la descoordinación con los gobernadores para emprender plantes de contención y control más efectivos.

Recién el fin de semana pasado, se determinó adelantar las vacaciones de Semana Santa en escuelas y universidades, de modo que el próximo viernes sea el último día de clases.

Asimismo, las autoridades federales y estatales se comprometieron a que ahora sí se aplicarán filtros de seguridad en los aeropuertos.

Aún así, los establecimientos comerciales continúan en funcionamiento como si no hubiera alerta. Algunas empresas han informado que optarán porque sus empleados trabajen desde casa, empero el mayor volumen del empleo está en las maquiladoras, un sector que no puede apelar al “home-office”.

“Así estábamos nosotros, no lo tomábamos en serio, total China está lejos… Nadie lo vio venir”, dice Sandra Gutiérrez, una mexicana que actualmente vive en la región de Piamonte, Italia y está en aislamiento como el resto de los ciudadanos desde hace una semana.

Y es que no hay fuerza moral para evitar un contagio, si bien el subsecretario de Salud justificó con esa frase al presidente, quien hace caso omiso de las propias recomendaciones que emite su propio gabinete.

Según la OMS, el total de casos globales de COVID-19 asciende a cerca de 167 mil 449 al 15 de marzo pasado, aparte de 6 mil 440 muertos y 76 mil 34 curados.

De acuerdo con los datos actualizados, China con 81mil 3 casos; Italia, 24 mil 747; Irán, 13 mil 938; Corea del Sur, 8 mil 162; España con 7 mil 798; Alemania, 5 mil 795; Francia con 4 mil 513 y Estados Unidos con 3 mil 499.

No obstante, hay una preocupación latente si realmente, el gobierno mexicano esté preparado para enfrentar una crisis que ya no es sólo de salud, sino económica.

Así, mientras López Obrador desdeña la gravedad de la pandemia, insiste en que el país tiene suficientes reservas y finanzas públicas sanas para resistir los vaivenes del tipo de cambio y los colapsos bursátiles.

Este lunes, el mercado cambiario cerró a 22.85 pesos frente al dólar, su nivel más bajo desde 2016, mientras el petróleo y las bolsas mundiales van en picada debido a la paralización de las economías por el coronavirus, aunado a la guerra de precios por el ‘oro negro’ entre Rusia y Arabia Saudita.

Por ello, en los foros internacionales se habla ya de una recesión mundial y en tanto, en México se percibe como un ‘bache’ económico.

28 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad