• Administrador

De los silbatos a botones de pánico portátiles

Al menos en tres décadas, se ha pasado de un instrumento a otro para frenar la violencia de género; a la fecha, Chihuahua, entre las entidades con más homicidios


Cuando los crímenes de mujeres en Ciudad Juárez, fueron tantos que se analizaba si se trataba de un asesino en serie, tráfico de órganos o trata de blancas; se instaba al uso de silbatos para pedir auxilio, en especial para las trabajadoras de la maquiladora que salían en la madrugada y muchas de ellas, ya no regresaban a casa.

Casi tres décadas atrás. Después, en los albores del nuevo milenio que los feminicidios seguían ocurriendo en la frontera y comenzaron a registrarse en la capital del estado, se estructuró una plataforma para interconectar a las corporaciones, a través de los botones de pánico que se instalaron en postes situados en estratégicos puntos de la ciudad, además de la opción de colocarlos en cada hogar y negocio con costo al ciudadano.

Más tarde se unificó el sistema de respuesta inmediata al cambiar la marcación del 060 al 911, se invirtieron millonarias cantidades en cámaras de seguridad pública en diferentes sitios de la ciudad y a últimas fechas, es decir, desde 2018 en el caso de la ciudad de Chihuahua y desde 2014 en Ciudad Juárez, se exhortó al uso de una aplicación para pedir auxilio de manera más ágil, siempre que se trate de un teléfono inteligente, con sistema Android e IOS y cuente con Internet.

Adquieren 150 dispositivos con GPS que se otorgarán a las víctimas en mayor riesgo, según lo clasifique el personal de los CAVIM

Ahora, el Instituto Chihuahuense de las Mujeres anunció la adquisición de 140 botones de pánico portátiles, por medio de licitación pública nacional, con recursos estatales por 999 mil 320 pesos, provenientes de la Secretaría de Desarrollo Social.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, este 25 de noviembre, se informó que esos instrumentos tipo GPS permitirán verificar permanentemente el estado de mujeres víctimas de violencia, pues monitorean las 24 horas, los 365 días del año y se enlazan directamente al Complejo de Seguridad Pública C-4.

Las candidatas a utilizarlos, según expuso la titular del Ichmujeres, Emma Saldaña, serán aquellas clasificadas en riesgo grave, por los Centros de Atención a la Violencia contra las Mujeres (CAVIM) en la ciudad de Chihuahua.

Esta acción, apuntó, se desarrolla conjuntamente con la Secretaría de Desarrollo Social, la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas de Delito por Razones de Género (FEM) y la Dirección de Coordinación del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4).

A la espera de que esta iniciativa no quede sólo en buenas intenciones y al fin, incida en los índices de homicidios de mujeres, pues de enero a agosto de este año en el país, registró mil 843 mujeres víctimas de homicidio doloso. Chihuahua ocupó el tercer lugar con 147 víctimas, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Para septiembre, esa cifra ya era de 2 mil 833 mujeres asesinadas en la República (115 casos más que el año anterior); en el estado ya sumaban 190 homicidios, sólo 27 considerados feminicidios.


De las buenas intenciones

En la administración de José Reyes Baeza, 2004-2010 se implementó el proyecto para colocar botones de pánico en la vía pública y otro tanto para que el ciudadano los pudiera instalar en su domicilio y negocio.

A la fecha, se desconoce el costo de inversión, pero sí fueron millones de pesos, ya que implicó el tendido de cables y la instalación de botones con micrófonos para interconectar a diferentes puntos de la ciudad con la plataforma de lo que era el Cuerpo de Inteligencia Policial (Cipol).

En 2005 se instalaron las primeras cinco torres del botón de emergencia, tres en Juárez y dos en Chihuahua; luego se compraron botones para colocarlos en domicilios y negocios, así como escuelas y asociaciones civiles exentas de pago.

En la capital del estado, por ejemplo, hubo sectores de la ciudad, en los cuales definitivamente no había cobertura para el servicio de los botones de pánico.

Mas aún, la señal de alerta era recibida por la Policía Federal, ya que esa corporación tenía el control de los Centros de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI) 060, a causa de la filtración del narcotráfico en las filas de las policías estatales y municipales. Así la llamada de auxilio llegaba a la Ciudad de México y se canalizaba a las corporaciones en Chihuahua.

Fue hasta 2014, que las policías municipales retomaron el control de sus CERI, a partir de los recursos obtenidos a través de la Iniciativa Mérida, en la instalación del equipo de monitoreo, la Red de Telecomunicación y la operación de drones.

Ese año, en Ciudad Juárez se creó la aplicación de auxilio como un botón de pánico personalizado para descargarse en el teléfono celular que cuente con Internet.

Mientras que en 2017 se unificaron todos los teléfonos de emergencia a la marcación de 911 a nivel nacional, al año siguiente en Chihuahua capital también se estableció la aplicación del celular (Marca el Cambio) y se anunció la compra de 150 botones de pánico para colocarlos en paraderos de camión.


Rostros de la impunidad…

Para sensibilizar a la ciudadanía sobre la desaparición de mujeres, la directora del Ichmujeres, Emma Saldaña, señaló que se reforzará la campaña con el uso de las fotografías de los casos más antiguos sin localizar, desde 1995 y 1998, para mantener vigentes sus rostros y la alerta por su desaparición.

En la difusión, enfatizó, se emplearán imágenes de mujeres que llevan sobre sus espaldas, marcadas en la piel, las frases que sus agresores constantemente utilizan para justificarse y mantener a las mujeres en un ciclo de violencia, lo cual avalaron organizaciones civiles como Justicia para Nuestras Hijas y el Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer (Cedimac) de Chihuahua y Ciudad Juárez.

“Cada una de las frases utilizadas, han sido escuchadas por nuestras psicólogas en los CAVIM, son testimonios de casos y mujeres reales. Con estos mensajes queremos que las mujeres que viven violencia se den cuenta de esa realidad y se decidan a buscar apoyo”, agregó Saldaña Lobera.

La campaña se llevará a cabo a nivel estatal, a través de diversos medios de comunicación masiva como radio, carteleras, redes sociales, portales oficiales y materiales impresos.

En lo que va del año, el Ichmujeres ha atendido a 10 mil 493 mujeres violentadas, a través de los 11 CAVIM que operan en el estado.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad