• Administrador

De platillo al millonario negocio de los ‘perrijos’

Corea del Sur muestra al mundo cómo dejar de comer perros le generó una derrama económica de 3.4 mdd



Una sociedad en movimiento puede incidir en políticas públicas, privilegiar la calidad de vida y todavía, hacer negocios.

Corea del Sur es ejemplo de un país que en menos de 20 años transformó la imagen negativa que les generaba a nivel internacional, la fama de comer carne de perro, para desarrollar una industria de productos y servicios caninos con un valor de mercado de 3.4 millones de dólares hasta 2017 y se prevé que se cotice en 5.4 millones de dólares para 2020.

De acuerdo con un reportaje de 4patas.com.co, en Seogman, una ciudad satélite de la capital coreana Seúl, se encuentra la plaza de mercado Moran, el lugar más grande de venta de carne de perro del mundo, donde los exhiben en jaulas y una vez que el cliente escoge uno, el dueño del local lo sacrifica.

Actualmente, esa plaza está por colapsar y el gobierno de esa ciudad estableció un pacto con 22 distribuidores para migrar a otra actividad comercial con apoyo financiero.

Ese escenario se generó a propósito de la presión de grupos animalistas, agencias de turismo y sobre todo, la sensibilización de la sociedad. Provocó que el mercado de carne canina se desplomara, cada vez menos restaurantes ofrezcan ese platillo y ya se esté legislando la prohibición para anular esa práctica.

Hoy por hoy, la mayoría de los coreanos tiene un perro de mascota, empezando por el presidente de ese país, Moon Jae-in y desde 2015, se han rescatado a mil 600 canes de 13 granjas en Corea del Sur para darlos en adopción en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, según datos de Humane Society International (HSI).

Así se desarrolló un nuevo nicho comercial: Grandes almacenes con comida ecológica para mascotas, camas para perros de algodón egipcio, ropa y cochecitos importados de Francia.

Hay incluso, spa’s caninos que involucran hotel guardería, peluquería, cafetería y un espacio para eventos que puede albergar fiestas de cumpleaños. Todo el edificio cuenta con un sistema de ventilación de última generación para mantener los interiores libres de la contaminación atmosférica generalizada de Seúl.

Otro servicio en boga, es el servicio de taxi para mascotas. Comenzó en Seúl y la característica es que el chofer no reclama por los ladridos, el olor ni el pelo que deje en el asiento. El precio es cuatro veces más alto que el convencional pero se está extendiendo rápidamente a otras ciudades e incluso a zonas rurales de Corea del Sur.

Un reportaje de CNN, difundido en diciembre 2018, puntualiza que la industria de las mascotas en Corea del Sur valía mil 140 millones de dólares en 2013, pasó a 3 mil 400 en 2017 y se espera que llegue a 5 mil 400 millones de dólares para 2020, con base en datos de la Federación Nacional de Cooperativas Agrícolas.

En más de un aspecto de la agenda social, seguramente en México y, por lo tanto en Chihuahua, se podría hacer lo mismo ante problemáticas que nos aquejan.

9 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad