• Administrador

El 'atípico' secuestro de Norberto…

Ante las explicaciones de la procuradora capitalina, organizaciones civiles cierran filas y urgen a tomar acciones


A partir del trágico desenlace, luego del secuestro de Norberto Ronquillo Hernández, de 22 años, perpetrado el 4 de junio pasado, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México ha defendido su desempeño y capacidad de reacción sobre tres premisas:

Primero, que el tiempo que tardaron en abrir la carpeta de investigación no dependió de la Procuraduría sino de la familia, como lo ha declarado insistentemente la procuradora capitalina Ernestina Godoy. Después, se dedicó a remarcar que lo habrían asesinado, acaso horas después del plagio. Y la más reciente, que de un secuestro extorsivo pasó a “atípico”.

Aun cuando Godoy no define a qué se refiere con ello y sólo ha destacado la rapidez con que se comunicaron (10-15 minutos) con la familia para pedir el dinero a cambio de liberarlo; valdría entender si eso lo convierte en raro, singular, atípico, poco común…

Por ejemplo, en el Manual de Lucha contra el Secuestro, publicado por la Organización de las Naciones Unidas, se enlistan nueve modalidades: Con fines de extorsión (extorsivo, como se le denomina en México); con fines políticos o ideológicos; entre grupos delictivos (‘ajustes de cuentas’ como lo maneja la justicia mexicana); vinculado a disputas familiares o domésticas (rapto); con fines de explotación sexual; simulado o fraudulento; exprés; virtual y, con fines de venta de un grupo criminal a otro.

No obstante, un análisis elaborado en 2017 por Observatorio Nacional Ciudadano destaca que magistrados, abogados y expertos en la materia coinciden que en México no hay más que dos tipos de secuestro: económicos y políticos.

Conceden que a partir de ello, hay particularidades en cada caso y se forma una lista semejante a la de la ONU. De ese modo, se distingue al secuestro extorsivo del tradicional profesional por el tipo de criminales, en el primer caso cometido por improvisados y en el segundo por un grupo numeroso y experto. En ambos casos, investigan a la víctima, calculan que obtendrán una suma fuerte de dinero y la supervivencia del afectado depende de la negociación con la familia.

Acaso la procuradora capitalina se refiera con “atípico” a que los secuestradores de Norberto no actuaron como se tenía contemplado en los manuales. Lo cierto es que la funcionaria se contradice ya que ella misma informó que lo habían estado siguiendo días antes y conocían su rutina.

Ernestina Godoy enfatizó también el hecho de que cobraran el pago del rescate y aún así, le quitaran la vida, lo cual se contrapone con datos de la organización “Alto al Secuestro”.

Ayer Isabel Miranda, presidenta de ese organismo destacó que en el 16% de los casos, las víctimas son asesinadas por los plagiarios pese a que en muchas ocasiones cobran rescate.

Ni tan atípico. Tampoco casual, pues Miranda refirió a su vez, que el 30% de las personas secuestradas en México es estudiante o menor de 30 años.

Para María Elena Morena, de “Causa en Común”, lo importante no es la clasificación (del secuestro), sino las medidas que el Estado debe aplicar para evitar que el secuestro y homicidio sean el negocio de criminales.

Francisco Rivas, de Observatorio Nacional Ciudadano, resumió bien la situación: “El secuestro es un delito erradicable y si hoy vuelve a repuntar es por el abandono de la federación y los estados. ¡Urgen acciones y resultados ante el dolor que genera este delito!”

Hoy, una sociedad conmovida y sacudida a nivel nacional por el secuestro y homicidio de Norberto Ronquillo reclama acciones, tal y como ocurrió en 2007 cuando Silvia Vargas, de 18 años, hija del ex director de la Comisión Nacional del Deporte, Nelson Vargas, quien fue plagiada cuando iba de su casa al colegio. Más de 18 meses después se localizó su cadáver.

Similar a lo ocurrido en 2008 cuando Fernando Martí, de 14 años, hijo del empresario Alejandro Martí, fue plagiado cuando salía de la escuela y a pesar de que la familia pagó un millonario rescate, lo asesinaron.

Nada atípico, entonces.

73 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad