• Administrador

El deliciense que cambiará la vida de enfermos del cáncer

El Dr. Carlos Longoria consiguió que la máxima autoridad en energía atómica del mundo donará a Chihuahua, un acelerador lineal


A un año de gestionar el equipo, al fin se instalará en el Centro Oncológico de Chihuahua

A un año de que el doctor Luis Carlos Longoria gestionara con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y consiguiera la donación de un acelerador lineal para los tratamientos de cáncer en Chihuahua, se instalará en el Centro de Radio Homoterapia del Centro de Oncología en la capital del estado.

El deliciense y quien desde 2012 es director para América Latina y el Caribe del OIEA, Longoria Gándara pugnó porque ya era tiempo que el estado contara con un equipo de tecnología avanzada, ya que mediante rayos X de alta energía, o electrones, se ajusten a la forma de un tumor y destruyan las células cancerosas sin afectar el tejido normal circundante.

El costo de ese tipo de aparatos ronda los 120 millones de pesos –de acuerdo con estimaciones del portal de Compras del IMSS— y la entidad se sumaría a otras como Oaxaca y Veracruz, que ya cuentan con esos equipos en sus centros oncológicos.

Mas aún, ante la incidencia de cáncer en Chihuahua. Hasta octubre de 2018, el estado se situó en segundo lugar de las entidades federativas con las mayores tasas de defunción con 6.5, sólo después de la Ciudad de México con 6.8 según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De ese universo de decesos, el 88.6% se debieron a enfermedades y problemas relacionados con la salud, mientras que el resto a accidentes, homicidios y suicidios. Sin embargo, de los padecimientos, las tres principales causas son corazón, diabetes mellitus y tumores malignos; en ese orden.

En números para la entidad representó que 3 mil 199 chihuahuenses fallecieron por cáncer, del total de 23 mil 854 que perdieron la vida.


El equipo, que destruye tumores con rayos X sin dañar órganos alrededor, ofrece un método menos invasivo

Energía nuclear no sólo sirve para hacer bombas…

La importancia de recurrir a nuevos métodos para hacer frente a enfermedades persistentes como el cáncer no sólo destaca por sí misma, sino que en la visión de expertos como el Dr. Luis Carlos Longoria, ya era una necesidad.

A lo largo de su carrera, el egresado de Ingeniería Industrial Mecánica por el Instituto Tecnológico de La Laguna percibió en la energía nuclear, un aliado fundamental para la salud.

Él mismo ha expuesto en diferentes foros que su interés en esa área surgió cuando todavía era universitario y en cuanto se graduó, aplicó y consiguió una beca para cursar la Maestría en Tecnología Nuclear en University of Surrey, en Inglaterra.

Posteriormente, volvió a México y con una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, CONACYT, estudió el Doctorado en Física Nuclear en el Imperial College de Londres, considerada una de las diez mejores universidades del mundo.

A partir de ello, ocupó diversos cargos en el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ), donde se desempeñaba como director de Investigación Científica.

De 2012 a la fecha, el experto nacido en el municipio de Delicias, dirige el Departamento de Energía Atómica de América Latina del OIEA –con sede en Viena, Austria—, lo que ha impulsado la ayuda de transferencia de tecnologías relacionadas con fines pacíficos a la región.

Con más de 25 años de experiencia en el tema, Longoria Gándara ha señalado que dedica parte de su tiempo a impartir conferencias a estudiantes para enfatizar los diferentes usos de la energía nuclear en el sector salud, en la agricultura, el medio ambiente y “no sólo para realizar bombas, como comúnmente se cree”.


¿Para qué sirve un acelerador lineal?

Un acelerador médico lineal (LINAC, por sus siglas en inglés) personaliza los rayos X de alta energía, o electrones, para que se ajusten a la forma de un tumor y destruyan las células cancerosas sin afectar el tejido normal circundante.

Cuenta con varios sistemas de seguridad incorporados para asegurar que emitirá la dosis de la forma indicada, lo cual determinará un radioncólogo en coordinación con un dosimetrista de radiación, y un físico médico revisará periódicamente el correcto funcionamiento del acelerador.

De acuerdo con los especialistas, este método es notablemente menos invasivo que la quimioterapia convencional, aunque un médico necesita evaluar si el paciente es candidato positivo al tratamiento con el LINAC.


La puesta en marcha del LINAC

El Centro Oncológico de Chihuahua se fundó en noviembre de 2008 con el respaldo del Hospital Ángeles-CIMA Chihuahua y el Southwest Oncology Center de Arizona en Estados Unidos.

Según el portal de Internet, http://cochihuahua.comcuenta con médicos especializados que se apoyan en el primer equipo de tomoterapia en América Latina y muy importante, brinda el tratamiento más avanzado en radioterapia.

Precisamente, en días pasados que el gobernador Javier Corral presentó el Plan Estatal de Inversión 2019-2021, en el rubro de salud puntualizó: “Una acción muy importante es la dotación de un acelerador lineal al Centro de Oncología de la ciudad de Chihuahua.

“El equipo, que es una donación lograda por el doctor Luis Carlos Longoria, será instalado en el Centro de Radio Homoterapia, lo cual ofrecerá muchas ventajas a un gran número de pacientes, pues tiene un impacto específico en el tratamiento de ciertos tumores a los que está enfocado”.

56 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad