• Administrador

En la reactivación, cada quien su semáforo

Ni en los municipios de “la esperanza” se ponen de acuerdo; tampoco en la calendarización de los sectores productivos ni el regreso a clases



A partir de mañana reiniciarán actividades en la industria de la construcción y de minería en Chihuahua, así como 8 municipios de “la esperanza” según el gobierno federal, aunque para la administración estatal acaso son 3.

En la segunda fase de preparación de sectores económicos a las actividades esenciales, para que ya puedan operar siempre que se mantenga medidas de higiene que garanticen la salud de los trabajadores, será este lunes 18 de mayo cuando el gobernador Javier Corral dé a conocer a detalle, todo el protocolo de salud.

De acuerdo con el Consejo Estatal de Salud, la reactivación económica está enmarcada por un calendario de reapertura gradual, de modo que los sectores automotriz y aeroespacial, retomen operaciones a partir del 1º de junio.

En el estado, será gradual y las empresas tendrán que garantizar la salud de los trabajadores, mientras el gobierno mantiene el cerco sanitario

Todo conforme al Semáforo COVID-19 de regreso a la ‘nueva normalidad’ –como han denominado las autoridades a esta etapa—, que la Federación prevé a partir de junio y en Chihuahua, se contempla hasta agosto en cuanto a la totalidad de actividades económicas, sociales y culturales, incluyendo el regreso a clases.

Y el estado grande no es el único, la mayoría de las entidades está fijando su propio calendario, al margen de lo determinado por el gobierno federal; cada quien tiene sus propios datos y pulsa su propio termómetro para establecer el momento adecuado.

“No es a fuerza”, subrayó durante la semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador, respecto de las diferentes posturas de los gobernantes estatales en cuanto a la reapertura de empresas, el reinicio del ciclo escolar y la movilidad urbana.

De ese modo, al presentar la estructura del semáforo, las medidas de mitigación y la señalización de 269 municipios “de la esperanza”, ubicados en 15 estados, donde tienen cero casos de coronavirus y por lo tanto, podrían reiniciar actividades a partir del 18 de mayo.

Acorde con esa clasificación del gobierno federal, en Chihuahua, 40 de los 67 municipios no han presentado un sólo caso de coronavirus desde que inició la pandemia y son: Riva Palacio, Rosario, Guazapares, Chínipas, Dr. Belisario Domínguez, Santa Isabel, Gómez Farías, Gran Morelos, Huejotitán, Ignacio Zaragoza, Janos, López, Madera, Maguarichi, Manuel Benavides, Matachi, Matamoros, Morelos y Moris.

Asimismo, Nonoava, Ocampo, Allende, Aquiles Serdán, Balleza, Batopilas, Carichí, Casas Grandes, Coronado, Coyame del Sotol, La Cruz, Cusihuiriachi, Praxedis G. Guerrero, San Francisco de Borja, San Francisco de Conchos, San Francisco del Oro, Satevó, El Tule, Urique, Uruachi y Valle de Zaragoza.

Ya al pasar el filtro de que no sean vecinos de municipios con casos, la lista quedó en ocho. Sin embargo, el mandatario estatal apuntó que son 3 regiones municipales.

“Independientemente de lo que venga de la Federación, aquí vamos a aplicar las medidas sanitarias que el Consejo Estatal de Salud votó unánimemente”, enfatizó al puntualizar que uno de los requisitos para que los sectores productivos vuelvan a sus actividades, es incluir pruebas de sangre a sus empleados de manera constante, a fin de asegurar que no hay focos de contagio.

En cambio, el Jefe del Ejecutivo refirió este domingo 17 de mayo que se confía en que las empresas hagan lo correcto y se realizarán inspecciones por sorteo, a la “premiada” le enviarán al personal para constatar el cumplimiento de los protocolos de seguridad y salud.

Por su parte, Corral Jurado puntualizó que las empresas serán responsables de aplicar las pruebas de diagnóstico a su personal, determinar una distribución de espacios para reorganizar sus procesos productivos y mantener la sana distancia, capacitar al personal en las medidas de salud a implementar, sanitizar los espacios y disponer los materiales que habrán de utilizar en la reapertura, así como fijar nuevos horarios y optar por otro mecanismo para el transporte privado especial de trabajadores.

En tanto, el gobierno estatal hará pruebas rápidas TSR a base de muestra de sangre con reactivo inmediato para personal médico, de seguridad pública, centros penitenciarios, asilos y albergues.

Actualmente se practican 120 pruebas diagnósticas COVID-19 por día en el estado con el Laboratorio Estatal de Salud, el IMSS y la Clínica Internacional de Ciudad Juárez.

Muestreo que aumentará con 15 pruebas diarias en colaboración con la Universidad de Chihuahua (UACH), y se anticipa otro tanto de sumarse la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

Así, en el regreso escalonado de actividades, primero del 18 al 31 de mayo y después, del 1º de junio en adelante, se supone que se mantendrán condiciones estrictas de control sanitario y de espaciamiento físico.

“El virus no va a ser eliminado –destacó el mandatario estatal— y hay que acostumbrarse a entenderlo así, se ha quedado para siempre, esa es la nueva normalidad. Por eso en Chihuahua se actúa con responsabilidad y no se va a arriesgar a un rebrote en un momento en el que todavía hay un nivel de diseminación muy fuerte del virus, lo cual será hasta finales de julio”.

Hasta el 17 de mayo, en el estado suman mil 62 casos de COVID-19 y 201 decesos en el estado, mientras a nivel nacional se reportan 49 mil 219 casos y 5 mil 177 fallecimientos.



17 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad