• Administrador

Estatuas tienen arreglo; vidas de mujeres, no tanto

Confronta a colectivos sociales y la Presidencia Municipal, preocupe más el graffiti que la violencia de género en el estado


Llama el Ichimu a los gobiernos, no fomentar discurso de odio al estigmatizar una legítima lucha

A una semana de las manifestaciones de organizaciones civiles en la Ciudad de México y varios estados de la República, en contra de feminicidios, violaciones y ataques a mujeres ante la pasividad de los gobiernos, en las cuales personas infiltradas causaron destrozos y hasta lesionaron a un reportero; la jefa del gobierno en la capital del país reconoció el error de estigmatizar, antes que atender a los movimientos sociales, al considerar las protestas una provocación. Activistas a nivel nacional secundaron que los monumentos se reparan pero las vidas, no.

A pesar del escenario político, en el cual ahora se busca visibilizar la problemática de fondo, en la cual Chihuahua se sitúa en los primeros lugares en violaciones, homicidios y lesiones al sexo femenino; la alcaldesa de la capital del estado, mantuvo su rechazo a las movilizaciones públicas que dañan los bienes del erario público.

Este jueves 22 de agosto, la presidenta municipal de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, destacó el costo de 100 mil pesos en la limpieza de las estatuas –la del Policía Caído y la del Ejército de la División del Norte— que fueron graffiteadas y por lo cual, están por tomarse medidas contra los responsables de los daños causados en esos monumentos vandalizados, el pasado día 16.

Según indicó la alcaldesa, la intención no es criminalizar las causas sociales pero sí es su objetivo, mantener el orden y garantizar la sana convivencia en la ciudad. Ello, luego de que una semana atrás publicara el nuevo reglamento de Justicia Cívica, que precisamente en el renglón de manifestaciones, ha sido muy cuestionado.

A partir de esa postura, colectivos como Marea Verde y Mujericas recriminaron que se persiga a las manifestantes con más ahínco que a los agresores de mujeres. Ambos organismos publicaron sendos manifiestos a la opinión pública, a través de sus redes sociales, para destacar “fuimos todas”.


“Fomentan discurso de odio”

Al respecto, Emma Saldaña, directora del Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichimu) hizo un llamado a las autoridades de todos los niveles de gobierno, a medios de comunicación y a la sociedad en general para terminar con la descalificación hacia la legítima lucha que realizan las mujeres en contra del feminicidio.

“Al Instituto le preocupa que las recientes marchas y manifestaciones de protesta que realizaron grupos de mujeres aquí en Chihuahua y a nivel nacional, sirvan de pretexto para que sectores conservadores, incluso autoridades de distintos niveles de gobierno, fomenten el discurso de odio que, lejos de frenarla, fomentan la violencia de género, incluso el feminicidio.

Es lamentable que las autoridades, en vez de resolver la violencia que sufren muchas mujeres, criminalicen su lucha”.

En contraste, la activista y ahora funcionaria recordó que acorde con cifras oficiales, cada día 10 mujeres son asesinadas en el país, así como el 70% de aquellas que viven en pareja han sufrido algún tipo de violencia, ya sea física, psicológica, sexual o económica.

Nada menos en Chihuahua, se registraron 71 crímenes de mujeres entre enero y abril de este año, si bien sólo 16 de éstos son investigados como feminicidios. Además en el estado, se atienden más de mil denuncias por violación y la mayoría de las víctimas son menores de edad.

Así pues, sobran razones por las cuales, las mujeres en la entidad perciben que el sistema de justicia les está fallando y por lo tanto, abonando a cifras escalofriantes.


“Ustedes ganan…”

Al amago de detener a quienes hayan realizado pintas en la glorieta de Francisco Villa y junto a las fuentes, la agrupación civil Marea Verde reclamó la celeridad con que la Alcaldía solicitó las cámaras de vigilancia par revisar los videos, no así ante la reciente violación ocurrida a una joven en la contra esquina de esa glorieta, uno de tantos casos en la Deportiva.

En aras de lo que calificaron como una campaña de estigmatización a los grupos feministas en la capital que reclaman la ineficiencia de las corporaciones policíacas; Marea Verde le respondió a la presidenta municipal: “Fuimos todas”.

El hartazgo ante la impunidad y la visión histórica del problema, que reclamó los ataques sexuales perpetrados por policías y militares, así como lo ocurrido a Marisela Escobedo y los casos de trata y asesinatos en el arroyo El Navajo, lo cual también fue respaldado por el movimiento autodenominado Mujericas Chihuahua.

Esa organización que a su vez, publicó otro manifiesto en sus redes sociales destacó la opacidad en la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) ante el constante acoso sexual y laboral a mujeres. Hasta ahora, la máxima casa de estudios no ha emitido posicionamiento alguno, al respecto.

“Ustedes ganan: No más feminismo, hagamos las cosas ‘como se deben’. Nos quedaremos de noche en casa como niñas bien, como Alondra que la robaron de su casa mientras su mamá trabajaba. Vayamos a trabajar, como Esmeralda que la desaparecieron camino a su trabajo y la encontraron días después en un terreno; torturada, violada y asesinada (nunca se liberaron las grabaciones de las cámaras de seguridad, no como ahora que buscan criminalizar a quienes pintaron la glorieta y el policía caído). Salgamos de día a pasear por las calles como la niña Camila que fue secuestrada por un chofer de Uber, y fue violada, grabada y asesinada. Vayamos a la escuela a estudiar para ser mujeres profesionistas con los cientos de casos de acoso en la UACH que no proceden porque los directivos están mas ocupados defendiendo a los agresores que atendiendo a las víctimas. Consigamos un empleo de los miles que hay donde Chihuahua ocupa los primeros lugares en violencia laboral contra las mujeres”, expusieron entre otros planteamientos, al resumir que “las piedras (de las estatuas) están bien, las mujeres y niñas, no tanto”.


En CdMx, un centenar de restauradoras pide dejar pintas en el Ángel como testigo de la memoria colectiva


El contraste

Después de diversas reuniones entre las organizaciones sociales de mujeres y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, este jueves el colectivo de “Restauradoras con Glitter”, pidió que se dejarán las pintas en la columna del Ángel de la Independencia hasta que se atienda y resuelva la inseguridad que padecen las mujeres en la capital del país.

Un grupo de más de cien mujeres especialistas en restauración y conservación del patrimonio cultural, expuso mediante un texto publicado en redes sociales, que “el patrimonio cultural puede ser restaurado, sin embargo, las mujeres violentadas, abusadas sexualmente y torturadas nunca volverán a ser las mismas; las desaparecidas seguirán siendo esperadas por sus dolientes y las asesinadas jamás regresarán a casa. Las vidas perdidas no pueden restaurarse, el tejido social sí”.

“Consideramos que, por su alta relevancia social, histórica y simbólica, las pintas deben ser documentadas minuciosamente con el objetivo de enfatizar y mantener viva la memoria colectiva sobre este acontecimiento y sus causas”, indicaron en una carta que este día entregarían a Sheinbaum Pardo.

7 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad