• Administrador

Gasolina no será más barata en el país…

Pese al desplome en los precios del petróleo, la gasolina se queda sin cambio en México y la ‘ganancia’ –unos 313 mil mdp– será el salvavidas de las finanzas públicas: SHCP


*Precio promedio nacional

Magna 19.53

Premium 20.46

Diesel 20.94

*Precio promedio en Chihuahua

Magna 17.52

Premium 18.67

Diesel 20.12

Fuente: www.gasolinamx.com


Los consumidores de gasolina en el país no se beneficiarán con la caída de los precios internacionales del petróleo, en cambio el gobierno mexicano sí lo hará, ya que recaudará más recursos por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Este día en conferencia de presa, Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), despejó cualquier duda, ante los cuestionamientos si los precios de la gasolina bajarían.

Indicó que el gobierno federal utiliza el IEPS como una forma de mantener estables los precios de las gasolinas, pues cuando los precios internacionales suben, aplica una especie de subsidio, y cuando los precios bajan, el estímulo desaparece y se recauda más IEPS.

“El precio de la gasolina está así, la referencia sube y baja, el IEPS es un colchón; cuando el precio de la gasolina es muy alto, el IEPS se hace chico; cuando el precio es bajo como ahorita, el IEPS se hace grande sin necesidad de cambiarlo. Eso va a generar una recaudación de 313 mil millones de pesos y esa es la razón por la cual, la disminución en el precio de las referencias internacionales no se va a ver reflejado en precios a consumidores”.

Herrera Gutiérrez destacó que la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido que la gasolina no aumentará y así se ha mantenido.

“El compromiso del gobierno ha sido mantener los precios fijos en términos reales, lo cual quiere decir que cuando (los precios internacionales) van por arriba, nosotros absorbemos el costo y cuándo van por abajo, nos mantenemos iguales y eso permite ir compensando de ambos lados”.


IEPS al rescate…


A partir de la guerra de precios del petróleo, declarada el jueves pasado entre Arabia Saudita y Rusia, los mercados registraron un “lunes negro” al iniciar esta semana.

Enseguida, la SHCP informó que para la semana del 7 al 13 de marzo, se eliminó el estímulo fiscal del IEPS para la gasolina menor a 91 octanos, conocida como Magna.

La dependencia detalló que también volvió a dejar sin el descuento en el IEPS a la gasolina Premium y al diésel.

Con estos cambios, hasta el 13 de marzo, pagará un mayor IEPS la gasolina Magna y el diésel comparado con la Premium.

De este modo, el monto del estímulo fiscal para los tres tipos de combustible es de cero pesos, precisó Hacienda el viernes pasado, en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Así, la cuota del impuesto que pagarán los consumidores por cada litro de gasolina Magna durante la semana, será de 4.95 pesos por litro. Mientras que por la Premium, se pagará una cuota de 4.18 pesos por litro y el diésel devengará un impuesto de 5.44 pesos por litro.

El presidente de la República aseguró por ello, que la economía estaba blindada ante la emergencia financiera internacional, al menos en lo que se refiere por ahora al precio del petróleo y la depreciación del peso frente al dólar.

De ahí que, el titular de Hacienda señaló al IEPS como el salvavidas de las finanzas públicas.

“Hoy somos un importador neto de gasolinas, de tal forma que tenemos un doble impacto por ese lado; aun cuando nos afecta el precio bajo de petróleo, al ser un importador neto en materia de gasolinas, ésta nos resulta más barata y a través del IEPS aumentará la recaudación”.

Además, el ‘blindaje’ se basa en tres aspectos: Deuda pública a tasa fija y en su mayoría en pesos mexicanos (80%); líneas de crédito con organismos internacionales y fondos nacionales para la estabilización de los ingresos, además de la contratación de coberturas petroleras, según la administración federal.


Amortiguadores financieros a prueba


Los mercados financieros y los precios del petróleo registraron el lunes un desplome histórico debido a los temores de la expansión del coronavirus en el mundo y a la guerra petrolera entre Rusia y Arabia Saudita, principales productores del crudo, quienes no alcanzaron un acuerdo sobre un recorte en la producción.

El precio por barril de la mezcla mexicana de exportación registró el lunes pasado, una caída de 31.7% al venderse en 24.43 dólares, de la misma forma que los referentes internacionales; no obstante, este martes, el precio del crudo mexicano rebotó 12% y cerró en 27.40 dólares.

Aunque el gobierno federal cuenta con coberturas petroleras de 49 dólares por barril, estos instrumentos únicamente cubren 30% de la producción.

Lo cierto es que la disputa por los precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita pone a prueba los amortiguadores financieros que han gestado.

Rusia, segundo productor mundial de la mezcla, tiene reservas por 570 mil millones de dólares, en tanto que Arabia Saudita, tercer productor en el mundo, cuenta con reservas por 500 mil millones de dólares.

Sólo para dimensionar esas capacidades, México por ejemplo, cuenta con reservas por 185 mil 571 millones de dólares, acorde con el reporte de Banco de México al 6 de marzo de este año.

De acuerdo con los analistas, ambos tienen su ‘colchón’ para resistir la cruzada y midiendo sus resistencias, sin embargo, se advierte que en el corto plazo, uno de los dos ganará pero de alargarse, ninguno lo hará.

Ésa es la delicada apuesta de esta confrontación en el mercado del oro negro, que ha generado el mayor colapso desde enero de 1991, en los estertores de la guerra del Golfo.

Factor que no le abona a tranquilizar a los mercados, que ya estaban sacudidos con la propagación del coronavirus y su impacto en la economía mundial.

De hecho, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó hoy una previsión a la baja de la demanda mundial de petróleo para 2020, que se encamina este año a sufrir su primera contracción en más de una década , ante el estancamiento de la actividad económica por el coronavirus.

“La crisis del coronavirus está afectando a un amplio rango de mercados energéticos -incluido el carbón, el gas y las energías renovables—, pero su impacto en los mercados petroleros es particularmente severo porque está impidiendo que la gente y los bienes se muevan”, asentó el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, en un comunicado.

Ya sufre los estragos de ese freno de mano en la economía sectores como la aviación, el turismo, el comercio y eventos masivos que generan una amplia derrama económica como los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se realizarán en julio.

“El riesgo de recesión mundial aumentó (...) Un retroceso prolongado del consumo, el freno a la movilidad, además del cierre prolongado de las empresas, conduciría a suprimir empleos y pesaría en el ánimo” de los actores económicos, apuntaron analistas de la agencia Moody's. (Con información de Forbes, Expansión y El País)

13 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad