• Administrador

Gobiernos los debilitan pero ciudadanía los fortalece

Con el ánimo de cansarlos, de diciembre a la fecha, continuó el vaciado de presas pero los productores se organizan para tomar alcaldías y casetas


Organismos como Unifrut y Central de Abastos les dan su respaldo, así como gran parte de los ciudadanos

Entre la indiferencia del gobierno federal y el desaire del gobierno estatal, a los productores agrícolas de la Cuenca del Conchos los han hecho alargar un conflicto como no se veía en décadas en Chihuahua por la lucha del agua, pero también los fortalecieron y sus demandas tienen cada vez más eco en la ciudadanía en general.

En las redes sociales, es creciente el respaldo de los chihuahuenses al reclamo de los agricultores por detener el vaciado de las presas para pagar la cuota que le corresponde al estado, en función del Tratado de Aguas Internacionales de 1944 y una disputa que comenzó desde diciembre pasado y ha ido en escalada.

https://www.clickchihuahua.com/post/la-boquilla-el-tratado-y-su-nieve-de-qué-la-quieren

No sólo eso, organismos como la Unión Agrícola Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua (Unifrut) y la Central de Abasto de Chihuahua publicaron desplegados de apoyo a la iniciativa de los productores.

Un reclamo que comenzó por la apertura de la presa La Boquilla, un par de meses después fue la del Granero y luego Las Vírgenes, en los cuales se generaron confrontaciones con elementos de la Guardia Nacional, que acudieron por petición de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En julio pasado, de hecho, la postura de la Federación derivó en que los productores fueran gaseados y sometidos con balas de goma, tras lo cual se llevó a cabo una supuesta reunión entre autoridades y agricultores, que acabó en autos y oficinas incendiadas en Delicias.

Ante la negativa del gobierno federal para no dejar de vaciar las presas, un grupo de trabajadores del campo fueron este miércoles a San Luis Potosí, donde se congregaron el presidente Andrés Manuel López Obrador y los 32 gobernadores, para hablar con el Jefe del Ejecutivo y exponerle la crítica situación de almacenamiento de agua, la sequía y el riesgo con las cosechas.

Incluso, los manifestantes aprovecharían para que los atendiera el gobernador Javier Corral, con quien no han podido reunirse desde que comenzó la apertura de presas. Ni uno ni otro les proporcionó las cifras que piden para comparar el supuesto pago por el tratado y lo que se ha vaciado.


Mientras Conagua manda el mensaje de ‘ya casi acaban de pagar la cuota del Tratado’, el gobierno estatal tramita el Fonden por sequía en 52 municipios

En cambio, la Conagua generó este día, un boletín de prensa, en el cual señala que Chihuahua ya está por cumplir con el pago correspondiente, “tal y como se acordó con el Gobierno del Estado”.

Y es que el mandatario estatal sostuvo a lo largo del conflicto, que se buscaba una alternativa para garantizar primero el abastecimiento del vital líquido a los agricultores y ganaderos, y después se cubriría la cuota ya que se tenía hasta octubre para hacerlo.

Precisamente, ese vacío informativo es el combustible para el recrudecimiento de manifestaciones y los productores se instalaron desde ayer frente al Palacio de Gobierno en la capital del estado y el plantón permanecerá hasta nuevo aviso.

En la convocatoria para que se sume toda la ciudadanía, Carlos Durán, productor de la Región Centro Sur informó que a partir de mañana viernes, además se realizará la toma de presidencias municipales, oficinas de la Comisión Federal del Electricidad (CFE) y otras oficinas federales, así como cierre de tramos carreteros y toma de casetas.

Las contradicciones…

El ciclo agrícola está garantizado, repitió el gobernador Javier Corral, al asegurar que defendería las presas y también lo replicó el presidente López Obrador, al argumentar que políticos del PAN estaban engañando a los productores para caldear los ánimos en aras del año electoral, 2021.

Misma tesis desde diferentes ópticas, sin embargo, continuó el vaciado de las presas y lo cierto es que hay una situación grave para la producción agrícola y pecuaria del estado.

Recién el martes pasado, el Gobierno del Estado solicitó a la Dirección General de Conagua, se corroborara la ocurrencia de sequía en 52 de los 67 municipios del estado de Chihuahua, para acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y evitar daños catastróficos a la agricultura y ganadería en la entidad.

Con el documento denominado “Informe Sobre la Sequía en el Estado de Chihuahua 2020”, que incluye los datos del monitoreo de sequía del Servicio Meteorológico Nacional, se dio a conocer que la Secretaría General de Gobierno de Chihuahua hizo el trámite.

A través de un boletín de prensa, la administración estatal precisó que “se tiene un almacenamiento bajo en las presas de Chihuahua, lo que amenaza el siguiente ciclo agrícola”. Precisamente, la tesis de reclamo de los productores.

Según los propios datos del gobierno estatal, se tiene una superficie sembrada anual de un millón 35 mil 726 hectáreas, de las cuales, 587 mil 818 son de riego y 447 mil 908 son de temporal.

“La falta de lluvias y la limitada cantidad de agua en las presas, afectará la producción de forrajes, que es un importante complemento alimenticio para el ganado de carne y lechero en la entidad, además de impactar en la agricultura”.

La respuesta de Conagua fue que debe tramitarse ante la Coordinación Nacional de Protección Civil, que sólo aplicaría en caso de que esté en riesgo el abasto de agua potable de la población y que por calendario, sólo aplicaría para Janos, Julimes y Madera.

La dependencia añadió que “independientemente de los recursos para atención de emergencias, Conagua apoya a los agricultores y ganaderos de Chihuahua a través de sus programas de infraestructura hidroagrícola, y así continuará haciéndolo. Este año, por ejemplo, se les otorgó el total de los recursos que solicitaron, y la Comisión seguirá atenta a sus necesidades para el próximo año”.

Y las ambigüedades

Así, en tanto el delegado de Bienestar del gobierno federal, Juan Carlos Loera, considera que exageran los productores que se han manifestado; el presidente apunta que los manipulan políticamente, y el gobernador ni siquiera se ha reunido con ellos, no se advierte que la guerra por el agua se diluya.

A los encuentros con funcionarios que han acudido José Francisco Ramírez Licón, presidente del Módulo 6 y de la Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) Unidad Conchos, así como Andrés Valles Valles, presidente del Módulo 4, sólo han entablado pláticas con Joel Gallegos, titular de la Secretaría de Gobierno, René Almeida, de Desarrollo Rural y Carlos Olson, subsecretario de Gobierno.

En el perfil de Facebook, Ciudadanos Unidos por el Agua de Chihuahua, tanto los agricultores como simpatizantes coinciden en que se requiere un papel más activo y contundente de Javier Corral.

“Contrario a la amplia relatoría oficial suscrita en redes sociales y en boletín de prensa, Corral ha tenido un doble juego privilegiando su relación con la administración federal, en busca de congraciarse con fines políticos egoístas.

Pretende proteger su posición frente al gobierno federal, aunque con ello se lleve entre los pies a los campesinos de la zona centro-sur principalmente.

Nunca en los últimos meses de conflicto ha estado de la mano de los productores agrícolas, al contrario, envió a la Policía Estatal para apoyar a la Guardia Nacional, para permitir el desfogue de la presa”.

Un discurso ambiguo, que reclaman de quien gobierna el estado y la insensibilidad de un presidente de la República para reevaluar un tratado firmado hace 76 años.

“En San Luis Potosí se luce (Corral) con el discurso del federalismo financiero, cuando no es capaz de resolver los problemas de sus propios ciudadanos”, agregaron.

De ahí que la iniciativa de manifestaciones ha sido apoyada por alcaldes de la región del Conchos, así como diputados, quienes respaldan el argumento de que el pago suscrito en el tratado es a través de los escurrimientos y no con el agua contenida en las presas.

Por ello, el presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (AURECH), Salvador Alcántar, señaló que tramitaron amparos para frenar la extracción del agua de las presas El Granero, La Boquilla y Las Vírgenes.

Ya falta poco: Conagua

Este jueves, la Conagua publicó en su página oficial que de acuerdo con el monitoreo diario del almacenamiento y desfogue de las presas federales ubicadas en el estado de Chihuahua, está por concluir la entrega del volumen de agua establecido para el actual ciclo agrícola.

Según expone, en el caso de la presa Francisco I. Madero (llamada también Las Vírgenes), ubicada en Delicias, el Comité Nacional de Grandes Presas aprobó 120 millones de metros cúbicos (Mm3) para el Distrito de Riego (DR) 005 Delicias, de los que sólo quedan por extraer el 0.2 por ciento.

En la presa Luis L. León (también conocida como El Granero), situada en el municipio de Aldama, de los 110 Mm3 autorizados para el DR 090 Bajo Río Conchos –cuyo plan de riego concluye el próximo 24 de agosto− únicamente resta por entregar el 3.4 por ciento.

Y en la presa La Boquilla, ubicada en el municipio de Camargo, se acordó una extracción de 962.7 Mm3 para el DR 005, de la que resta por entregar el 20.5%, tras lo cual en la presa continuará habiendo −incluso antes de que comience el ciclo importante de lluvias en la región− cinco veces la cantidad de agua que falta para completar el volumen concesionado.

“Como acordaron el gobierno del estado de Chihuahua y el gobierno federal, las extracciones para cumplir con el Tratado de Aguas de 1944, se han llevado a cabo garantizando al 100% que en las presas se mantengan los volúmenes que aseguren la continuidad de las actividades productivas, incluida la agricultura”.

14 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad