• Administrador

Hace posible el sueño de todo mexicano, un pavimento sin baches

Por más ilusorio que suene, el coahuilense recién egresado de Ingeniería, patentó una solución eco-amigable y ganó el premio James Dyson 2019


Ahora, busca empresas dispuestas a aliarse para desarrollar a grandes escalas, el pavimento de goma autorregenerativo con agua de lluvia

No hay ciudad a lo largo de la República Mexicana, cuyo pavimento se salve de convertirse en un dolor de cabeza para sus habitantes.

Es tan cotidiana la formación de baches, que sus dimensiones ‘concursan’ en las denuncias ciudadanas de cada localidad, incluso hay quienes les colocan plantas o muebles para alertar a los automovilistas y sobre todo, presionar a los gobiernos a repararlos.

Un círculo vicioso que se ha arrastrado por décadas y ahora, Israel Antonio Briseño Cardona podría resolver.

El joven recién egresado de Ingeniería en la Universidad Autónoma de Coahuila, diseñó un pavimento autorregenerativo, “Paflec”, el cual le valió ganarse el primer lugar en el concurso internacional organizado por la Fundación Dyson.

El secreto: Llantas. Israel utilizó neumáticos dentro de la mezcla para realizar este tipo de pavimento, material que favorece una regeneración de la carpeta al presentarse filtraciones de agua.

La conclusión es que al llover, se regenera. “Cuando llueve, las filtraciones de agua llegan a la sub-base del pavimento debilitándose, creando una falla y cuando pasa un auto, colapsa. Así es como quise convertir al mayor agente de degradación en un agente de recuperación, ya con el proyecto el agua sería un mantenimiento para nuestras vialidades, lo cual resulta más económico que otras opciones como el pavimento hidráulico, que es caro”.

Así expuso su método, el cual ya patentó y ganó el premio James Dyson 2019, que impulsa soluciones ecológicamente amigables a los problemas de México.

En su perfil de Facebook, Briseño Cardona destaca que ahora busca establecer una alianza con alguna constructora para hacer pruebas y después, escalar ante organismos certificadores para desarrollarlo e implementarlo a nivel nacional.

Para Israel Briseño no fue fácil ganar el concurso internacional ante la férrea competencia de proyectos, pero tampoco fue casual.

El 29 de agosto pasado, ganó el Premio Estatal de la Juventud en Ciencia y Tecnología en Coahuila, apenas dos meses después de concluir su carrera. Asimismo, en febrero de este año, representó a su Universidad en un foro de emprendedores, INC Crowded The Startup Festival 2019, organizado en el Tec Campus Guadalajara.

Mas aún, Israel ha trabajado en la fórmula desde hace año y medio; primero con una fórmula que utilizaba asfalto y luego con una que reutilizara caucho para hacerlo más económico y ecológico.

La primera idea la patentó en agosto de 2018 y, la segunda bajo el nombre de “Paflec” en abril de este año.

Briseño tiene ya un modelo de negocios, en el cual busca cobrar 5% de lo que cueste la obra, sin embargo, hasta el momento no ha concretado una alianza con una constructora por necesidades de certificación y temas de licitación.


México en la mira de la Fundación Dyson

La Fundación James Dyson, el brazo benéfico de la firma de tecnología Dyson, convoca cada año a estudiantes y graduados de 31 países a participar en un concurso con soluciones eco-amigables a problemas; este es el segundo año que jóvenes mexicanos participan en la iniciativa.

En 2019, concursaron 18 propuestas de México y los tres elegidos, tomando en cuenta su viabilidad, originalidad y aplicación, fue en primer lugar, el proyecto de Israel.

En segundo lugar, se distinguió a un sistema de higiene automático para cuidar el agua: HA-WA (hand wash), un dispositivo con sensores que busca reducir, reutilizar y reciclar el agua que se usa cuando nos lavamos las manos, lo cual desarrollaron los estudiantes de la Universidad Tecnológica Emiliano Zapata en Morelos, Gustavo Montiel, Emanuel Sánchez, Gerardo Peralta, Martín Ocampo, Valentín Contreras y Roberto Millán.

Y en tercera posición, la elaboración de muletas y bastones de cartón. Rafael Riego fue premiado por presentar un aparato ortopédico elaborado con cartón reciclado. El joven emprendedor destacó que su objetivo es reducir el costo para hacerlo más accesible a toda la población y con un uso duradero; para ello, subrayó que se inspiró en la bicicleta de cartón elaborada por el ingeniero israelí Izhar Gafni.

11 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad