• Administrador

La huella Ponzanelli en Chihuahua

La dinastía de artistas pierde a uno de sus más exitosos representantes, Gabriel, pero aún quedan otros íconos como Ricardo, quien en el estado ha realizado 29 esculturas


La familia Ponzanelli está de luto, tras el deceso de Gabriel, uno de los escultores mexicanos más importantes del Siglo XX, quien ayer falleció a los 77 años de edad. Sin embargo, el clan de artistas es amplio y ya ha dejado su huella en todo el país.

Gabriel Ponzanelli es autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en México y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria.

Entre sus piezas emblemáticas destaca la Glorieta de los Coyotes en la alcaldía de Coyoacán, Ciudad de México, donde también se aprecia el paseo escultórico conformado por las obras El despertad, La bañista, La madre, La mestiza y El beso.

No obstante, a los Ponzanelli los preceden casi 800 años de artistas en la familia y fue el abuelo de Gabriel, Adolfo Octavio quien viajó de Italia a México para trabajar junto con el arquitecto italiano Adamo Boari, en el Palacio de Bellas Artes. Después vino el proyecto del Ángel de la Independencia y se quedó en tierras mexicanas.

Hoy en día, las obras de esta familia de artistas se pueden apreciar por todo el país, con autoría de Gabriel y Ricardo, además de Marcela, Rosa María, Octavio, Daniel, Óscar, Isabella, María Antonieta, Rafael Iriarte Ponzanelli, Valeria Ponzanelli.

Ha sido Ricardo, quien estudió los primeros años de su vida en Chihuahua, donde precisamente ha desarrollado un trabajo más prolífico en la entidad con obras como la escultura al Ing. Carlos Blake en la ciudad de Delicias (1992), así como La Justicia, Henry Ford, Toro “Longhorns”, General Pascual Orozco, El adelantado Don Juan de Oñate, Fray Alonso Briones y, Don Antonio Ortiz Mena, todas éstas en 1995 en la ciudad de Chihuahua.

De acuerdo con el portafolio del escultor (http://www.escultoresponzanelli.com/cat), asimismo elaboró para la capital del estado, el monumento a José Vasconcelos en 1996 y al año siguiente, La Adelita. Mientras que en 1997, el dedicado a Morelos.

En tanto que en el año 2000, trabajó en el monumento a Francisco R. Almada en la ciudad de Chihuahua; un año más tarde, el dedicado a Jorge Bojórquez, en Delicias y el de Villa a todo galope, en Puerto Palomas.

A su vez, en 2002 realizó Villa rayando el caballo, Zorba el griego, El león monumental en la ciudad de Chihuahua. También el monumento al Capitán Don Bernardo Antonio de Bustamante, fundador de la ciudad de Jiménez.

En 2003, desarrolló obras para la capital del estado: Jerónimo Teporaca, el Ángel de la Libertad, al Dr. Fuentes Mares, Lazando el becerro y, Victorio. Aparte del monumento ecuestre Jaripeo, en la ciudad de Cuauhtémoc. Un año después, el monumento al Revolucionario y al Niño Héroe Agustín Melgar en la ciudad de Chihuahua.

En 2006, al Arquitecto de tu propio destino en las instalaciones de Grupo Bafar. Mientras que en 2012, el monumento al Ferrocarrilero en la macroplaza de Nuevo Casas Grandes y, en 2014 al General Martín López en El Charco, del municipio de Chihuahua.

10 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad