• Administrador

Los olvidados de la emergencia sanitaria, 100 mil en Chihuahua

Mientras los pequeños comercios se resisten a cerrar ante la falta de apoyos gubernamentales, quienes están en la economía informal ni siquiera aplican para esos magros estímulos


Pareciera una necedad, lo que en realidad es supervivencia y los operativos de inspección se ufanan de limpiar las calles / Foto: Félix Olivera

Aun cuando el gobierno estatal y el municipal declararon la suspensión de actividades económicas no esenciales, y la administración federal lo decretó a partir de hoy, lo cierto es que la mayoría de los negocios se resisten a cerrar.

En la ciudad de Chihuahua, los establecimientos comerciales se resisten a bajar la cortina. Desde ferreterías, casas de cambio, zapaterías, tiendas de ropa, agencias automotrices y talleres mecánicos hasta expendios de vinos y licores, hoteles, estéticas y peluquerías (en especial, el proliferado giro de ‘barber-shop’) así como casinos.

En el sector comercial donde desde hace días, es más notable el cierre temporal es en restaurantes, bares, salones de eventos, gimnasios y cines, si bien al segmento de alimentos se le permitió mantener operaciones si se limitan al servicio de comida par llevar o entrega a domicilio. Para ello, en ese aspecto, el Municipio de Chihuahua ofreció a los negocios, sumarse sin costo a la plataforma de FOO App (https://www.clickchihuahua.com/post/se-al%C3%ADa-municipio-con-foo-app-para-apoyar-a-restauranteros).

Sin embargo, en el comercio establecido no están todos, si no es que la mayoría vive de la economía informal. Entre vendedores ambulantes, miles de personas que se han sumado a grupos de ventas en las redes sociales, incluso los de puestos callejeros que se limitan a pagar el uso de suelo a la administración municipal; todos ellos, no están dados de alta ante Hacienda, lo que los deja fuera de cualquier apoyo como la promoción de sus productos a través de una aplicación por Internet.

Por ese amplio grupo de la población no va a abogar ni la Cámara Nacional de Comercio ni el Gobierno del Estado, pero ahí están y son cerca de 100 mil personas.

Tan sólo hasta diciembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que en el estado, la población subocupada (es decir, en la economía informal) alcanzó a 94 mil 633 personas para situarse en una tasa de 5.4% respecto de la Población Económicamente Activa (PEA).

Aunado a ese universo, las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) son las más vulnerables de todo el sector privado para enfrentar la emergencia sanitaria, bajar la cortina y mandar a sus casas a sus empleados con sueldos íntegros.

Apenas este día, el Gobierno del Estado lanzó su programa de apoyo, dirigido a las PYMES, cuyo ofrecimiento es invitarlos a anunciarse en la campaña “Unidos con Tu Empresa”.

De acuerdo con el gobernador Javier Corral se realizaron reuniones con la iniciativa privada y las organizaciones de la sociedad civil para diseñar un esquema de apoyo, que permita transitar en la contingencia provocada por el COVID-19. Al parecer, ése fue resultado: una campaña promocional.

La mecánica será enviar su anuncio a la cuenta oficial de Chihuahua Market en Facebook, en la cual a diario se invitará a la población a consumir productos y servicios locales para mantener la economía en marcha.

No obstante, la interrogante es con qué dinero los pequeños empresarios seguirán comprando insumos o aumentando su inventario, mas aún con qué dinero los consumidores podrán comprarlo.

La ausencia de estímulos reales y que combatan el problema de fondo responde a la pregunta del por qué la mayoría no cierra sus negocios y si lo han hecho, no es por las medidas implementadas por el gobierno sino por la menor movilidad de la gente en las calles.

Evidencia que más allá de una necedad, es una cuestión de supervivencia para el comerciante, sino muere por el virus, será de hambre y los gobiernos en sus tres niveles, se están quedando cortos para evitarlo.

El anuncio del mandatario estatal realizado la semana pasado, para anuncir que se reducirá el sueldo a secretarios y directores del gabinete burocrático, está desfasado de la austeridad presupuestal y en este momento, al sector comercial y de servicios –principal motor de la economía estatal— poco o nada le resuelve.

En tanto, la Secretaría General de Gobierno informó ayer que inspectores supervisan los cierres de esos negocios no esenciales en la economía y supervisar a los que permanecerán abiertos.

Ya han visitado 936 locales y clausurado 6 por no respetar las medidas para evitar la propagación del coronavirus; los operativos se realizaron en Chihuahua, Juárez, Parral, Camargo, Jiménez y Aldama, informó ayer la dependencia mediante un comunicado de prensa.

“La temporalidad de estas acciones está sujeta a la evolución de la contingencia sanitaria por la que atravesamos, por lo que de ser necesario se podrían fijar nuevas disposiciones de contención”, se expuso al detallar que en los operativos de verificación participan la Dirección General de Gobierno, Gobernación Municipal, Comisión Estatal de Seguridad (CES), la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coespris), Regulación Comercial y las direcciones de Seguridad Pública de los municipios visitados.

El Acuerdo 049/2020 anunciado por el gobernador, manifiesta que el incumplimiento de las medidas anunciadas será sancionado con la clausura temporal de los establecimientos y demás sanciones aplicables en términos de las disposiciones legales correspondientes, incluidas las sanciones y responsabilidades civiles, administrativas y penales procedentes.

El gobierno municipal anunció a su vez, que ya comenzó a retirar a 25 mil vendedores ambulantes de las calles, incluyendo zonas como El Pasito, que hasta ayer permanecían abiertas.

¿Quiénes deben cerrar?

Al decretarse la emergencia sanitaria por causa de fuera mayor, el gobierno federal describió que permanecen las actividades laborales médicas en sector público, privado y social, las involucradas en seguridad pública, defensa de la soberanía nacional, procuración e impartición de justicia, así como la actividad legislativa.

También programas sociales del gobierno y servicios esenciales, en los cuales no deberán llevarse a cabo reuniones mayores a 50 personas.

Igualmente, sectores de funcionamiento básico de la economía: Servicios financieros; distribución y venta de energéticos, gasolineras y gas; generación y distribución de agua potable; industria de alimentos y bebidas no alcohólicas, mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados; servicios de transportes de pasajeros y carga; producción agrícola, pesquera y pecuaria, agroindustria, química; productos de limpieza, ferreterías, servicios de mensajería, guardias en labores de seguridad privada; guarderías y estancias infantiles, además de asilos y estancias.

Telecomunicaciones, servicios de información, de emergencia, funerarios y de inhumación, almacenamiento y cadena de frío de insumos esenciales, aeropuertos, puertos y ferrocarriles.

De tal modo que todas las demás actividades no esenciales son las que deberán suspender operaciones desde hoy hasta el 30 de abril.

Mientras que a la población se le exhorta a hacer un resguardo domiciliario responsable y es obligatorio para adultos mayores 60 de años, personas con hipertensión, diabetes, EPOC, inmunosupresión y mujeres embarazadas.

El reporte más reciente de la Secretaría de Salud arroja mil 94 casos confirmados en el país y 28 defunciones. En Chihuahua, la estadística ya pasó a 8 casos confirmados, 6 en Juárez y 2 en la capital del estado.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad