• Administrador

Más de 10 millones de pobres, tras la pandemia… ¿y en Chihuahua?

Advierte Coneval, que está en riesgo lo logrado en una década en México; el estado grande había avanzado en el combate a la pobreza, hasta ahora


Mientras se anunciaba el Semáforo COVID para reactivar gradualmente las actividades en el país, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) advirtió que la pandemia generará más de 10 millones de pobres en el país.

Para el organismo descentralizado, la parálisis económica que provocó la emergencia sanitaria, sitúa un escenario en el que la población que en 2018 no era pobre ni vulnerable, ahora está en riesgo de sumarse a ese segmento. https://www.coneval.org.mx/SalaPrensa/Comunicadosprensa/Documents/2020/Comunicado_06_POLIITICA_SOCIAL_EN_CONTEXTO_COVID_19.pdf

Los analistas no sólo coinciden con la previsión del Coneval, ya la habían anticipado aún antes del coronavirus, pues el país cerró 2019 con nulo crecimiento, el famoso 0.1% que el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó no era una ‘caída’ y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) lo calificó como el peor resultado de México en una década.

Por ello, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya perfilaba desde abril pasado, que con los efectos del COVID-19, la economía mexicana caería 6.6%, sólo superada por Venezuela cuyo retroceso se estima en 15%, en lo que coincide la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Sugiere la Cepal orientar recursos al apoyo alimentario y un ingreso básico de emergencia; entre el segundo y tercer trimestre se verá si el Plan Emergente del Estado lo contrarrestó

Con todos esos elementos, el informe presentado este martes 13 de mayo por el Coneval, establece que está en riesgo lo avanzado en una década al acentuarse la problemática en los grupos vulnerables como las madres solteras, los trabajadores del sector formal e informal, las personas desempleadas, las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyME), los jornaleros agrícolas, los adultos mayores y los niños, cuyo aprendizaje se ve afectado por la falta de acceso a las nuevas tecnologías.

En este contexto, entidades como Chihuahua cuya población en situación de pobreza había pasado de 1.1 millones a un millón entre 2016-18, hoy por hoy se enfrentan a una compleja coyuntura. (https://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Chihuahua/Paginas/Pobreza_2018.aspx)

Del análisis de Coneval sobre el nivel de vida en el estado, se detalla que en ese periodo el número de personas en situación de pobreza extrema pasó de 120 mil 869 a 99 mil 838.

De ese modo, el porcentaje de pobreza en Chihuahua es 15.6 puntos porcentuales menor que el porcentaje nacional (41.9%), una constante en la que se había trabajado desde 2008.

Para contrarrestar los efectos negativos de la parálisis económica ante la pandemia, se verá en el segundo y tercer trimestre del año si logró contenerse en el estado con el Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar, que a este miércoles sumaba 52.3 millones de pesos y se ha enfocado en el apoyo alimentario a nivel estatal, estímulos económicos para las MiPyME y descuentos fiscales para las grandes empresas que mantengan sus niveles de empleo. Acaso, el aspecto menos fortalecido es el apoyo a aquellos que se desempeñan en la economía informal.

Precisamente, la recomendación del Coneval es atender a los grupos vulnerables pero también a la población con ingreso medio con el fin de que no se sumen a ese estrato.

“La pérdida de empleos traerá como consecuencia no solo la disminución en los ingresos de los hogares, sino la pérdida de las prestaciones laborales que el empleo formal brinda”.

El documento analizó la incidencia que podrían tener los 19 programas sociales prioritarios del gobierno federal y destacó que 8 son relevantes para atender la pobreza en el corto plazo y necesitan orientarse a las zonas urbanas, que es donde se anticipa el mayor impacto económico de la contingencia sanitaria.

También la Cepal instó a los gobiernos de la región a establecer un ingreso básico universal de emergencia para toda la población en edad de trabajar, equivalente a la canasta alimentaria y no alimentaria (73 dólares mensuales) y la transferencia de un salario mínimo (167 dólares mensuales) durante seis meses.

Con el reconocimiento de las limitaciones en el gasto público, la Cepal también pondera que ese monto de ayuda equivaldría a 3.4% del Producto Interno Bruto, casi la mitad del 6.3% del PIB que se pierde por evasión fiscal.



No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad