• Administrador

Pandemia le da un ‘respiro’ al planeta

Se reduce la contaminación mundial; en China hasta se han tenido “días de aire de buena calidad” y en Venecia, Italia, hasta se ven los peces


Las fábricas cerradas, los aviones detenidos, igual los automóviles y las emisiones contaminantes se redujeron drásticamente debido al ordenamiento de que los ciudadanos se queden en sus hogares, que China ha registrado “días de aire de buena calidad” y en Venecia, Italia, hasta se ven los peces.

Si alguien resultó beneficiado de la pandemia por el coronavirus fue el planeta, coinciden los especialistas.

El Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China reportó que en Hubei, el número promedio de “días de aire de buena calidad” aumentó 21.5% en febrero, en comparación con el mismo período del año pasado. Parece que el confinamiento tuvo un beneficio involuntario: cielos azules.

Las imágenes satelitales publicadas por la NASA y la Agencia Espacial Europea muestran una reducción dramática en las emisiones de dióxido de nitrógeno (las emitidas por vehículos, plantas de energía e instalaciones industriales) en las principales ciudades chinas entre enero y febrero. La nube visible de gas tóxico que se cierne sobre las centrales industriales casi desapareció.

Ha surgido un patrón similar con el dióxido de carbono (CO2), liberado al quemar combustibles fósiles como el carbón.

Del 3 de febrero al 1 de marzo, las emisiones de CO2 disminuyeron al menos 25% debido a las medidas para contener el coronavirus, según el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA), una organización de investigación de contaminación del aire.

Una caída en la producción de petróleo y acero, así como una reducción del 70% en los vuelos, contribuyeron a la caída de las emisiones, según CREA. Pero el mayor impulsor fue la fuerte disminución en el uso de carbón en China.

China es el mayor productor y consumidor mundial de carbón, utilizando este recurso para el 59% de su energía en 2018. Además de operar plantas de energía y otras industrias pesadas, el carbón también es la única fuente de calor para millones de hogares en la vasta zona rural del país.

En Italia, donde se dispararon los casos del COVID-19 y se decretó el aislamiento de las personas en sus casas, también se reflejó en sus vías pluviales como Venecia, donde las autoridades se sorprendieron que el color pardo característico del agua en los canales, ahora es tan cristalina que hasta se ven los peces.

La cuarentena en 116 países frenó de tal modo la vida cotidiana que significó un respiro para el planeta.

La parálisis industrial y el freno de mano al turismo con cientos de rutas aéreas detenidas, redujo drásticamente las emisiones contaminantes, sin embargo, los ambientalistas advierten que una vez que pase la emergencia, las naciones no sólo retomarán las actividades económicas, sino el impulso será mayor para recuperar el terreno perdido y entonces, la contaminación volverá y es probable, que aumente. (Con información de CNN y www.futuro360.com)


Muestras satelitales de la reducción en las manchas del monóxido de carbono en China

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad