• Administrador

‘Piso parejo’ a comerciantes adelantará reapertura

Al dar luz verde el gobierno municipal a vendedores de la calle Cuarta, generó que Cocentro, Canaco y CANIRAC se unieran para exigir reactivación


En países donde ya se han reactivado negocios, se muestra que es cuestión de mantener los hábitos de cuidado y prevención, y ése será el reto

Reclaman empresarios, capacidad de adaptarse para operar con apego a los protocolos sanitarios, pues no hay apoyos (del Plan Emergente) que alcancen…


Un grave error de cálculo cometió el gobierno municipal al dar luz verde a la reapertura de comercios formales e informales en la calle Cuarta, de la Zona Centro, ya que relegó a los negocios establecidos que por acatar la contingencia sanitaria cerraron desde marzo pasado y pasó por alto las indicaciones del propio gobernador, quien advertía aún no había las condiciones para la reactivación comercial.

Con el semáforo en rojo, sin embargo, la Subdirección de Gobernación Municipal acordó con los vendedores ambulantes y de puestos fijos, que a partir de esta semana, podían abrir.

El mensaje para la Asociación de Comerciantes del Centro de la Ciudad de Chihuahua (Cocentro), la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en Chihuahua es que la emergencia sanitaria está en segundo plano, cuando los vendedores se quejan con gritos y llantos.

Del mismo modo, pierde fuerza el mensaje del mandatario estatal sobre la importancia de mantener el confinamiento y la suspensión de actividades no esenciales, ante una curva ascendente de contagios del COVID-19 en la entidad, incluso el amago de que al empresario que no lo acate, le clausurarán e impondrán multas.

El sector comercial se dice listo y comprometido, ya ha resurgido de las cenizas, como en 2008 cuando la violencia dejó a ciudades como Juárez, convertida en pueblo fantasma y casi lo logra con la capital del estado

Nada casual, representantes de Cocentro y Canaco se reunieron el lunes pasado con el secretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta, para coordinar la reapertura de establecimientos y todo apunta a que será a partir de la próxima semana, pues este martes el gobernador dio a conocer que se propuso al gobierno federal, un semáforo regional dividido en 5 bloques (Juárez, Chihuahua, Parral, Delicias y Cuauhtémoc) para calendarizar la reactivación escalonada.

La lectura, sin embargo, es confusa ya que los 2 mil 461 casos positivos al coronavirus y los 408 fallecimientos reportados hasta este martes, mantenían el semáforo en rojo y aún así, se estaría alistando la reapertura de giros como restaurantes y tiendas en general, por lo tanto las plazas comerciales y no se ha precisado, si también cines, casinos y salones de eventos.

Corre prisa, por supuesto, no ha sido fácil para los comerciantes y muchos de ellos optaron aún así por acatar las restricciones, algunos manteniendo el servicio de entrega a domicilio y pedidos para llevar en el caso de la comida pero no todos los restaurantes pudieron entrar en ese esquema.

Precisamente el sábado pasado, la CANIRAC publicó un desplegado lamentando que el Gobierno del Estado no dé ‘piso parejo’ ya que advirtió del uso de la fuerza pública para cerrar aquellos negocios no esenciales, mientras vendedores informales sí lo hacen.

Además, se acusaron amenazas y hostigamientos por parte de algunos funcionarios y de la quiebra inminente para muchos establecimientos, ya que los apoyos gubernamentales no se han distribuido equitativamente y lo que es más, no hay ayuda que alcance y ya hay negocios quebrados y otros han traspasado, dejando a miles sin empleo.

Un escenario que no sólo involucra a restaurantes y centros de diversión, sino hoteles, la industria manufacturera y tiendas en general.

“Los empresarios han demostrado a lo largo de los años, que pueden adaptarse a cualquier circunstancia, además de que entienden que en estos momentos se debe fortalecer el sistema de salud y que la apertura de los negocios es en coordinación con la semaforización que monitorean las autoridades.

“Lo que teníamos que aportar ya lo hicimos, nos tratan con desdén mientras que lo que necesitamos es sentarnos con el gobierno y definir cómo abrir los negocios de manera ordenada, de la mano de ellos”, se recalcó en el desplegado firmado por Cristina Cunningham, presidenta de CANIRAC en Chihuahua.

“Necesitamos reactivarnos, no hay ayuda que nos resuelva el problema, se agradece pero es muy importante volver a generar. Nosotros siempre hemos dado la cara y hemos fortalecido a los gobiernos sin echarnos para atrás, ahora les toca a ellos”, agregó la empresaria, al recordar como resurgió el sector comercial de las cenizas, en 2008 cuando la violencia dejó a ciudades como Juárez, convertida en pueblo fantasma y casi lo logra con la capital del estado.

Comprometidos, así se definen los empresarios y lo cierto es que del 23 de marzo a la fecha, aún sin decreto oficial del gobierno, en los establecimientos comenzaron a aplicar los protocolos.

Desde entonces, Cocentro por ejemplo, difundió entre sus agremiados medias como ofrecer gel antibacterial, toallas desinfectantes y similares a clientes y colaboradores, reducir el aforo al 30%, generando espacio de metro y medio entre las mesas; no cubrir la capacidad total de cada mesa para que haya espacio entre comensales; estimular el pago con tarjeta para evitar el intercambio de efectivo; intensificar medidas de higiene, limpieza, desinfección y sanitización; monitoreo de temperatura del personal y, promover el servicio a domicilio y pedidos para llevar.

“Nuestros asociados entienden a la perfección la situación por la que estamos pasando actualmente, es por eso que ponen a disposición servicios de entrega a domicilio, ofrecen promociones y descuentos para que los clientes se queden en casa y se privilegie la salud”, se publicó en la página del organismo en Facebook.

“Al ambulante que va, grita, se queja y llora, le permiten abrir y a nosotros que hemos hecho las cosas bien desde el 23 de marzo, nos mantiene cerrados”, subrayó Joan Sarroca, presidente de Cocentro, luego de la reapertura del área comercial de la calle Cuarta.

Tras 70 días de establecimientos cerrados, todos hemos sido afectados –agregó— pero no vale el esfuerzo que se hizo por respetar la normatividad que tenía el objetivo de controlar la propagación del virus y evitar un rebrote que sólo prolongara el confinamiento hasta finales de año.

De ahí que se pugnó por una reunión con la Secretaría General de Gobierno y se determinó que el próximo viernes se acordarán las medidas para que el sector comercial pueda reactivar sus labores de manera escalonada.

“Lo que buscamos es que haya un piso parejo para todos, no que unos se reactiven y otros no; gracias al apoyo de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) es que llegamos a un acuerdo que se presentará este próximo viernes por las autoridades”, expuso Sarroca al acotar que se conversó con representantes del sector de restaurantes de la ciudad y la Canaco Chihuahua, confirmando el compromiso con la prevención y el apego al protocolo fijado desde que comenzó la pandemia.

818 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad