• Administrador

Por una nariz, salvarían vidas ante segunda ola del COVID

Entrenan a “héroes caninos” en Sonora para detectar el virus en hospitales públicos y aeropuerto; su olfato más veloz que las pruebas rápidas


Para lanzar el proyecto entre gobierno e iniciativa privada, recibieron asesoría de investigadores de Finlandia, donde trabajan con los perros desde julio

Ante la inminente segunda ola de contagios del coronavirus, que se prevé en la temporada invernal debido al cruce de padecimientos como la influenza, así como enfermedades respiratorias en general; el gobierno de Sonora metió el acelerador en el proyecto “Canes contra el COVID”.

Son 10 canes de las razas Golden Retriever, Labrador, Pastor Alemán y Pastor Belga, que son entrenados para detectar el virus. Cuatro ejemplares están por graduarse como “héroes caninos” y serán asignados en puntos estratégicos donde se atiende a sospechosos del virus como los Centros Centinela, así como hospitales públicos y el aeropuerto de Hermosillo. Los demás estarán listos en seis semanas.

En un comunicado, se informó que este proyecto es impulsado por la Secretaría de Salud Sonora, Proyecto OBI: Caninos Contra el COVID, Universidad de Sonora y empresarios de la entidad, para detectar de forma temprana casos de personas con coronavirus.

Juan Mancilla, coordinador de la iniciativa, dio a conocer el lunes pasado que fueron dos meses de arduos esfuerzos y están en la última fase para que en dos semanas comiencen a trabajar con los perros.

Sergio Castilla, entrenador profesional, explicó que cada perro realiza la rutina de entrenamiento unas 300 veces a la semana, lo que permite augurar una detección temprana.

A su vez, Enrique Clausen, secretario de Salud de la entidad, subrayó que “esta es una estrategia más para detectar de forma temprana casos positivos a COVID-19 y evitar muertes prevenibles”.

Añadió que se tiene evidencia compartida por investigadores de Finlandia y Francia —que están apoyando el proyecto— de que los perros pueden detectar el virus a través del olfato, incluso antes que las pruebas rápidas.

El funcionario agradeció el trabajo “incansable” de los miembros del Proyecto OBI: Caninos Contra el COVID, fundado por Juan Mancillas y donde Sergio Castilla es el director de entrenamiento. También felicitó a los investigadores de la Universidad de Sonora de la Facultad de Veterinaria, Ramón Robles Zepeda y Reyna Osuna.

Al día de hoy, 13 de octubre, en México suman 825 mil 340 casos acumulados y 84 mil 420 muertos debido al COVID-19.

Una prueba que tarda 10 segundos…

A los viajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki se les ofrece una prueba de coronavirus voluntaria que toma 10 segundos y no requiere de un incómodo hisopo nasal. El test lo hace un perro.

Un par de caninos detectores de coronavirus comenzaron a trabajar en el aeropuerto finlandés el 23 de septiembre pasado, como parte de un programa piloto que pretende detectar infecciones al usar el sudor de los pasajeros que llegan, recogido en toallitas que se le dan a oler al perro y en 10 segundos determina si es o no COVID.

Si el perro señala un resultado positivo, el pasajero es dirigido al centro de salud del aeropuerto para una prueba del virus gratuita. Conforme a la medición, esta estrategia ha arrojado una elevada tasa de asertividad.

En los últimos meses, los aeropuertos internacionales han introducido varios métodos para detectar el virus en los viajeros, incluyendo pruebas de saliva, controles de temperatura y barridos nasales. Pero los investigadores en Finlandia dicen que el uso de perros podría resultar más barato, más rápido y más eficaz.

Desde julio pasado, investigadores de la Universidad Médica Veterinaria de Hannover, Alemania, descubrieron que con una semana de entrenamiento, los perros pudieron distinguir muestras de saliva de personas infectadas con el coronavirus de muestras no infectadas, con una tasa de éxito del 94 por ciento.

Asimismo, investigaciones de la Universidad de Helsinki, Finlandia, perfeccionaron el método idóneo de detección canina para aplicarlo a este virus, pues es conocida la amplia capacidad de su olfato para distinguir enfermedades como el cáncer y la malaria, incluso cuando una persona está por sufrir un ataque cardíaco o epiléptico.

Lo novedoso en los aeropuertos es que ahora se les utilice con un enfoque en la pandemia, ya que desde hace décadas ayudan a localizar bombas, drogas y otros materiales de contrabando en los equipajes.

Anna Hielm-Bjorkman, investigadora de la Universidad de Helsinki que ha monitoreando la prueba, destacó que los perros incluso olfatearon el virus en una persona asintomática, o a quien todavía no le aparecían los síntomas.

“Lo detectaron en una etapa más temprana que la prueba de PCR, la herramienta de diagnóstico más utilizada para el nuevo coronavirus”.

Otra ventaja es que los perros no parecen infectarse fácilmente con el coronavirus, aunque aparentemente ha ocurrido en algunos casos. Otros animales, como los gatos, parecen ser mucho más susceptibles. Empero, no hay evidencia de que los perros desarrollen ningún síntoma o que puedan transmitir el virus a las personas o a otros animales.

Para alcanzar el objetivo, la Universidad se alió con Wise Nose, una organización finlandesa que se especializa en la detección de olores y así comenzó el entrenamiento de 16 perros que trabajan en el aeropuerto.

¿Significa que el coronavirus tiene un olor?, en realidad los investigadores no lo saben, pero lo cierto es que las personas enfermas secretan químicos que ellos detectan.

Más programas de este tipo podrían estar en camino. En los últimos meses, los ensayos realizados en Gran Bretaña, Francia, Alemania y Estados Unidos han evaluado cómo los perros podrían detectar el COVID y de lograrlo, podía aplicarse en escuelas, centros comerciales y asilos. (Con información de El Heraldo de México, El Universal y The New York Times)

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad