• Administrador

Querer es poder…

Al fin, acuden funcionarios hasta la escuela de Río Tuaripa, donde no sólo constataron las denuncias de la maestra, sino la misma situación en 6 escuelas más


Por lo pronto, con colchonetas ya no tendrán que dormir en el piso

A los funcionarios del gobierno estatal les tomó ocho horas y media de camino, desde la cabecera municipal de Guadalupe y Calvo para llegar a Río Tuaripa, donde se encuentra la escuela que alberga a niños indígenas de la región, en condiciones más que críticas.

Después de 13 días de que la maestra Nelsy Daniela Urbina, difundiera en las redes sociales, el reclamo por el rezago en su escuela y las condiciones paupérrimas en que tenían a los menores; finalmente, acudió una cuadrilla encabezada por José Pablo Mendoza, coordinador de Atención y Servicios a la Ciudadanía.

Constataron, como lo había evidenciado la docente en las fotografías publicadas, que sólo tienen un salón de clases, que igual sirve de comedor y dormitorio.

Por ello, personal de la Comisión Estatal de Pueblos Indígenas (COEPI) les llevó cobijas y colchonetas para que los 40 niños dejen de dormir en el piso. También les proporcionaron sillas y equipo de cocina porque ni suficientes platos, cubiertos y cacerolas tenían.

Mas aún, la profesora reiteró sobre lo más importante: los alimentos, ya que les dan apenas para que los pequeños hagan una comida al día.

Ante ello, Mendoza se comprometió al envío de despensas, las cuales se empacarán en costales de nylon, ya que las cajas no son óptimas para su trasportación hasta ese lugar en el lomo de las mulas.

Tras un peregrinaje del personal de gobierno para llegar a la primaria, siquiera ya advirtieron la urgencia de un puente sobre el río

Y es que los funcionarios se percataron de que para llegar a la primaria, tuvieron que viajar más de tres horas en carretera rumbo a Baborigame, luego otras tres horas por terracería hacia Guerachi, tras lo cual bajaron la barranca rumbo a Barbechitos durante dos horas y media en mula, hasta llegar a Río Tuaripa.

Asimismo, dimensionaron lo expuesto por la maestra respecto del cruce del río que los niños deben hacer, esté como esté la corriente, pues no hay otra forma de acceso.

Por lo que se puntualizó la necesidad de construir un puente, como lo solicitó Nelsy Daniela Urbina, quien también aprovechó la primera visita de algún funcionario a esa zona, para exponerles la necesidad de ampliar el plantel con un comedor y otra aula.

Aunque sobre la falta de luz no se informaron las acciones, en las fotografías difundidas por el gobierno estatal, se advierte un panel solar, quizá para que al menos de esa forma, cuenten con energía.


Hasta improvisaron una red para jugar volibol… También les habrían colocado un panel solar para que cuenten con energía

Los pobladores de esta comunidad serrana no dejaron pasar la oportunidad y pidieron al personal del gobierno estatal, dotarlos de vacunas y la ubicación de una oficina del Registro Civil, ya que hay habitantes que carecen de actas de nacimiento.

Según el coordinador de Atención y Servicios a la Ciudadanía, en los próximos días se reunirá con personal de COEPI, Secretaría de Educación y Deporte, el Instituto Chihuahuense de Infraestructura Educativa (Ichife), la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), la Secretaría de Salud, el Registro Civil y también se convocará al alcalde de Guadalupe y Calvo, Noel Chávez Velázquez, para trabajar en conjunto y poner en marcha las obras, “a más tardar en dos semanas”.

Y es que la denuncia de la profesora Nelsy aplica igual para otras seis escuelas, que están en la misma precaria situación, por lo que más valdría emprender acciones que resuelvan de manera integral y de una vez, la problemática en la región serrana.

8 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad