• Administrador

Ralámulis, con la casta deportiva en la sangre

Ya es un linaje, que leyendas como Cirildo Chacarito y Victoriano Churo abrieron camino en las competencias internacionales y hoy en día, mantienen esos triunfos


Aunque Churo y Chacarito han sostenido que no corren por medallas sino por retarse a sí mismos / Foto: La Jornada

“Miguel Lara Viniegras ganó con un tiempo de 8 horas 39 minutos y 47 segundos el Ultramaratón de Los Cañones en Guachochi…” Así se difundió el triunfo del corredor ralámuli en 2013 y cuando el recorrido era de 100 kilómetros. Su primera victoria.

La misma noticia se generó el 1º de marzo pasado al celebrarse el Ultramaratón Caballo Blanco, en el municipio de Urique, tras un recorrido de 80 Km con un tiempo de 6 horas 43 minutos y un segundo.

De hecho, es la sexta ocasión que Miguel Lara conquista el Ultramaratón.

Mientras en la categoría de 42 Km, también se coronó el ralámuli Silvino Cubesabare, con un tiempo de 3 horas 31minutos y 14 segundos.


Miguel Lara y Silvino Cubesabare, los ganadores del Ultramaratón Caballo Blanco en las dos categorías, de 80 y 42 kilómetros


No es por ello alejado de la realidad, sostener que los 900 competidores de 13 países y 19 estados del país, no les vieron ni el polvo a los pobladores de la Sierra Tarahumara.

Una cualidad que ha cobrado fama mundial, ya que los ralámulis no sólo son natos corredores y se desenvuelven con agilidad y destreza en las zonas agrestes de la Sierra, además destacan en carreras internacionales.

Lorena Ramírez es una de las más conocidas por su desempeño en la competencia de Tenerife, España, donde también han competido su hermano, su padre y su hermana.

Pero no son los únicos. Son muchas las historias de los corredores ralámulis, quienes no se despojan de su tradicional vestimenta ni sus sandalias del diario para recorrer largas distancias.

Una de esas leyendas es Cirildo Chacarito Salido, del municipio de Bocoyna, quien en ese Ultramaratón de 2013, quedó en sexto lugar cuando tenía 69 años de edad. Sin embargo, él junto con Victoriano Churo, comenzaron a participar en las carreras internacionales en los años 90.

En Estados Unidos y Europa su fama corrió como reguero de pólvora porque usaban huaraches de llanta con correas de tres hoyos y así, ganaban.

Precisamente, una de esas participaciones de Cirildo Chacarito, ocurrió en 1997, en la competencia de 100 millas en California, Estados Unidos. Una crónica compartida en Facebook por el portal Chihuahua Extraordinario, relata la hazaña tarahumara.

Chacarito no era el favorito sino un marine estadounidense, Ben Hian, quien aspiraba a ganar por cuarta ocasión consecutiva el recorrido entre las veredas y montañas de San Gabriel, California.

Se describe que habían invitado a varios atletas tarahumaras para darle folclore al evento y ahí estaba Chacarito, de 52 años y con sus huaraches de llanta. Lo acompañaba el sacerdote jesuita, Juan Ávila, quien le señaló a Ben Hian, como la meta a vencer.

Comenzó la carrera y en la medida que la temperatura aumentaba, los atletas comenzaban a fundirse.

“Horas más tarde la competencia ya era sólo entre dos, el capitán América contra Teporaca, los tenis Asics contra los huaraches de marca Goodyear. Y entonces sucedió; el soldado tronó como ejote y el indio que le llevaba 25 años de edad, se le adelantó en la meta, a la 1:00 am se vio una lucecita a lo lejos, luego una camisola de tela y el público rugió en fervor. Cirildo cruzó la meta como vencedor, se detuvo y preguntó:

–¿‘On tán los demás?

–Eres el primero, Cirildo. ¡Ganaste!

—Aaaah, ‘tá bien, respondió Cirildo sin muestra alguna de emoción.

–¿Agua? ¿Chocolate?

–Agua no, chocolate sí.

–¿Qué tal estuvo la carrera?

–No, pos’ cortita”.

Así, Chacarito y Churo abrieron el camino a los demás ralámulis, que hoy en día son los rivales a vencer tanto en las carreras celebradas en su tierra como en cualquier parte del mundo.

14 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad