• Administrador

Reapertura evidencia lo que el COVID se llevó

Tras la ansiada reactivación, no todos los restaurantes y bares sobrevivieron a la pandemia, y los que permanecen ven difícil costear los protocolos sanitarios


Compleja situación para los comerciantes; apuesta el gobierno estatal a aminorar el impacto con el Plan Emergente /Foto: El Sol del Centro

A dos semanas del color naranja en el Semáforo COVID en la capital del estado, que permitió la reapertura de establecimientos como restaurantes y bares al 30% de su capacidad y con un detallado protocolo sanitario; el filtro ya se hizo visible con el cierre definitivo de decenas de establecimientos, que no lograron sobrevivir a la pandemia.

Aun cuando el gobierno estatal sostiene que se ha apoyado al sector con el Plan Emergente para el pago de nóminas y la compra de insumos, así como con descuentos tributarios; a todo ello, hay que sumarle un costo considerable en las adaptaciones de los locales para pasar las inspecciones de la Secretaría del Trabajo.

Según los cálculos de asociaciones de comerciantes del ramo en Ciudad Juárez, que reactivaron actividades hace una semana, cuesta entre 30 mil y 75 mil pesos aspectos como sanitizar las instalaciones o bien adquirir los químicos para hacer las nebulizaciones cada 20 días, comprar constantemente gel antibacterial y cubrebocas tanto para el personal como para clientes, así como guantes látex, además de los ajustes en la estructura del establecimiento para garantizar la sana distancia.

De acuerdo con empresarios fronterizos, al menos el 20% de los 800 negocios que operan legalmente no podrán con esos costos y algunos ya cerraron. En tanto, en la ciudad de Chihuahua se estima que más de 40 restaurantes ya bajaron sus cortinas definitivamente.

Apenas el 11 de junio pasado, miembros de la Asociación de Bares y Anexos (ABA) de Chihuahua, la Unión de Empresarios de Alimentos y Bebidas y la Federación de Comerciantes de Cerveza, Vinos y Licores del Estado de Chihuahua, A. C. se manifestaban para clamar por la urgencia de poder trabajar ante una situación insostenible, tras un trimestre de suspensión.

https://www.clickchihuahua.com/post/aún-sin-fecha-para-subir-las-cortinas

Destacaron el impacto social ante la crisis de un segmento comercial, que en Chihuahua involucra a más de 3 mil restaurantes y bares, que generan 60 mil empleos y una derrama económica que involucra a 18 mil proveedores.

Cuatro días después, el Gobierno del Estado cambió el Semáforo COVID de rojo a naranja para que pudieran operar, siempre que se apegaran al protocolo:

-Sanitización exhaustiva de todo el local, poniendo especial énfasis en ductos de ventilación y campanas de extracción en las cocinas, cuyos filtros deberán cambiarse periódicamente acorde con lo establecido por el proveedor.

-El establecimiento deberá contar con medios claros de ventilación, ya sean naturales o mecánicos.

-Garantizar el abasto de insumos de limpieza y desinfección.

-Establecer protocolos personales de limpieza y desinfección diaria, que incluya lavar superficies con agua y jabón y con una solución de cloro 15 ml en un litro de agua.

En la cocina…

-Cada trabajador deberá utilizar utensilios propios; si debe compartirlos, se deben lavar antes de entregarlos.

-Cada empleado debe tener su área de preparación aislada tanto como sea posible.

-Más que nunca limitar el contacto con los ingredientes, usando utensilios como pinzas.

-Poner botes de basura con pedal.

-Los cocineros o chef, uso correcto de cubrebocas en todo momento y no utilizar caretas para evitar accidentes, ya que estos son flamables.

En área de restaurante:

-Contar con dispensador de gel antibacterial en la entrada del local.

-Disminuir el aforo, cumpliendo con el porcentaje de comensales según el semáforo y con base en la placa de aforo autorizada, así como la distancia entre mesas de por lo menos 1.5 metros entre cada una de ellas.

-No aceptar reuniones de grupo, ni juntar mesas, ni grupos musicales.

-En caso de contar con salón privado y sala de juntas, no utilizarlo hasta estar en etapa de color verde.

-Si es posible, adecuar un área de espera al aire libre con señalización para designar distancias seguras.

-Limpiar y desinfectar los espacios comunes: baños, comedores y cocinas al menos 2 veces al día, con mayor frecuencia las áreas de alto tráfico y superficies de contacto: bandejas, puertas, manijas, pasamanos, sitios de residuos y reciclaje, encimeras.

-Mantener las puertas abiertas tanto como sea posible para evitar el contacto con manijas y favorecer la ventilación natural.

-Limpiar las mesas, sillas y bandejas después de cada uso del cliente.

-Eliminar las estaciones y máquinas de autoservicio para evitar las filas, el contacto cercano y la manipulación de los utensilios para servirla.

-Retirar los productos de autoservicio: aceiteros, servilleteros, botellas de cátsup, azúcar, vinagre, sal, pimienta, entre otros, y reemplazarlas con bolsitas o contenedores de un solo uso para minimizar las superficies que se tocan con frecuencia.

-Fomentar el pago con tarjeta para reducción de manipulación de dinero en efectivo.

-Limpiar área de caja cada hora.

-Evitar que se deje sobre la mesa la propina en efectivo y que el personal la recoja. Puede implementarse un contenedor individual para este fin.

-Desinfectar los dispositivos electrónicos de alto contacto (pantallas táctiles, terminales electrónicas, teclados) con alcohol o toallitas desinfectantes.

-Evitar acceso de áreas infantiles hasta que el semáforo se encuentre en color verde.

-La mesa se montará enfrente del cliente para evitar el tiempo de exposición de cubiertos y platos antes de ser utilizados.

-Envases como condimentos, salsas y extras deberán ser servidos al momento y en porciones individuales.

-Reemplazar los menús en material que pueda ser sanitizados antes y después de cada uso.

-Se recomienda no usar manteles y entre cada servicio, desinfectar correctamente. En caso de usarlo, reemplazar entre cada cliente, evitando sacudirlo e introducirlo en una bolsa y cerrarlo, aplicar lavado de manos antes y después de retirar el mantel. El lavado del mismo debe ser a temperatura de 60 grados en forma mecánica.

-No se permitirá el uso de barras de bar (en caso de contar con ellas) ni comensales ubicados en este espacio.

-El horario para venta de alcohol será el establecido en la licencia o permiso con el que cuente el establecimiento.

En área de buffet o barra de ensaladas…

-Deberá contar con personal para servir al cliente y deberá estar haciendo uso de cubrebocas, careta facial y guantes desechables que deberán reemplazarse cada 4 horas.

-Se deberá señalizar el área para cumplir con la sana distancia.

-Instalar cubierta antiestornudos.

Proveedores…

-Se deberá poner en marcha un reglamento de control de visita, contratistas y proveedores ajenos a la operación del restaurante en materia de higiene.

-Cerciorarse que proveedores y contratistas tengan sus propios protocolos de higiene y los cumplan.

-Establecer zonas y horarios específicos para recepción de productos para evitar la contaminación de los locales y siempre, respetando las normas de sana distancia y el uso de cubrebocas.

-Ninguna persona externa al personal del restaurante podrá entrar a las áreas de manipulación de alimentos.

-Promover entrega de factura y pago de la misma de forma electrónica.

Por ello, las estimaciones de los empresarios fronterizos no se refiere sólo a sanitizar los locales, sino una serie de ajustes que elevan los costos considerablemente.

En la medida que corre el reloj, se va evidenciando esos cierres definitivos como en las plazas comerciales, como Distrito 1, y los concurridos corredores de negocios en la Zona Centro, desde el Paseo Bolívar hasta las calles Victoria y Libertad.

Preocupación que han externado tanto la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Chihuahua como la Asociación de Comerciantes del Centro (Cocentro) y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) –que de plano, ya contempló la reactivación del sector en 5 años—.

De hecho, integrantes de la Asociación Chihuahuense de Centros de Diversión con sede en Ciudad Juárez, ya tramita amparos ante el oneroso protocolo sanitario que se exige para operar.

Salud o economía, ¿no hay disyuntiva?

La salud es primero, ha enfatizado el gobernador Javier Corral desde que se decretó la suspensión de actividades comerciales e industriales.

En las cifras, efectivamente los contagios y las muertes relacionadas con el coronavirus ni siquiera muestran una curva; es una línea en aumento constante que hasta este viernes se cifraba en 4 mil 299 casos y 624 decesos en el estado.

No hay disyuntiva, en la óptica del mandatario estatal, entre salud y economía pero la crisis económica ya es un hecho en todo el país.

No obstante, el gobierno estatal insiste en que para contener el impacto se creó el Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar.

Precisamente este viernes, se informó cómo ha beneficiado a 540 mil chihuahuenses con seis distintos programas: El de Ocupación Temporal con casi 61 millones de pesos; el Plan Alimentario con 232 millones de pesos; el de Apoyo a las Mipymes con 129 millones de pesos; el de Apoyo al Sector Turístico Hotelero con 6 millones 258 mil pesos; el de Estímulos Fiscales con 108 millones de pesos, y el de Descuentos en Trámites con más de 8 millones 377 mil pesos.

Asimismo, la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico (SIDE) dio a conocer de un segundo plan de apoyos para las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) del sector restaurantero y salones de eventos sociales.

Según se estableció, a través del Fideapech actualmente se apoya a diversas empresas con subsidios para pago de nómina hasta de 20 días de salario mínimo por empleado.

La convocatoria se extiende para subsidiar durante un mes, el sueldo hasta de 25 trabajadores, el pago de servicios, la renta del inmueble, así como la compra de insumos o material para dar cumplimiento a las normas de salubridad.

De acuerdo con un comunicado de prensa, a esta convocatoria pueden acceder quienes realizan actividades económicas en restaurante, restaurante-bar, bar o salón de eventos.

Subsidios en los cuales, se destinaron 42 millones de pesos, en el entendido de que los apoyos económicos que reciban las y los propietarios de bares, restaurantes y salones de eventos, no son reembolsables.

Para acceder a estos beneficios, los interesados deben ingresar a la página: https://www.cider.com.mx/ayuda En el apartado restaurantes, bares y salones de eventos, deben llenar la solicitud y presentar una serie de requisitos. O bien, comunicarse al Centro de Atención Telefónica del Fideapech al (614) 194-0202 para obtener mayor información.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad