• Administrador

Reimplantan útero y feto para extirpar tumor en IMSS

La paciente de 34 años quedó embarazada sin saber que tenía un mioma que ya medía 22 cm


Cuatro horas le tomó al equipo de médicos del IMSS realizar la miomectomía para evitar que el tumor aplastara al bebé

En 1981 daba la vuelta al mundo, la noticia de la primera cirugía fetal en Estados Unidos, tres décadas después comenzó a desarrollarse exitosamente en México y ahora se realizan procedimientos como extraer y reimplantar útero y feto para remover un tumor a la madre.

El aún novedoso procedimiento lo dio a conocer el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al detallar que un equipo multidisciplinario del Hospital General de Zona No. 3 en Aguascalientes se encargó de operar a una mujer embarazada, quien tenía un tumor de 22 centímetros (el tamaño de un pie pequeño).

El desafío es que tenía 23 semanas de gestación, sin embargo, dejar el mioma ponía en riesgo tanto a la mujer como a su bebé.

Cuatro horas de una operación llamada miomectomía, implicó la extracción del útero con todo y feto, que fueron reimplantados posteriormente. La paciente se recupera y el bebé se desarrolla satisfactoriamente.

De acuerdo con la coordinadora de Ginecología del Hospital, Irene Carrillo Muñiz, la cirugía fue compleja pero se logró extraer el tumor, la paciente continua con su embarazo y ya se programó el parto como cesárea.

El IMSS detalló que la madre de familia de 34 años, quedó embarazada sin saber que tenía el mioma. Al crecer el feto –y también el mioma—, la paciente empezó a presentar molestias y complicaciones, que reportó de inmediato a su ginecólogo. Los estudios mostraron una masa de 22 centímetros de diámetro adherida al útero por la parte externa del mismo.

“Por el tamaño y peso del mioma, así como el propio crecimiento del feto; el cuerpo del bebé y algunos órganos de la madre empezaron a sufrir compresión y se advertía que el bebé podía ser aplastado y/o expulsado fuera del útero en cualquier momento, con riesgos muy altos para la integridad de madre e hijo”.

Asimismo, Carrillo Muñiz explicó que “la interrupción del embarazo era inminente, de modo que un grupo de expertos analizamos las características del caso, vimos viable la miomectomía y se realizó”.

Un equipo médico conformado por cirujanos, ginecólogas, angiólogos, anestesiólogas, enfermeras quirúrgicas y demás personal de salud; todos altamente capacitados y con amplia experiencia en estos procedimientos se encargaron de extirpar el tumor y reingresar el feto al vientre para continuar su desarrollo hasta el parto.

Se indicó que la paciente se recupera favorablemente y continuará bajo estrecha supervisión médica.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad