• Administrador

“Samalayuca no se vende, se defiende”

Realizarán pobladores otra manifestación pacífica y al destacar que la minera aún no cuenta con los permisos ambientales, buscarán el respaldo de regidores


Foto: Jocelynne Judith/ Para que no nos mine la mina

Con el llamado a realizar una manifestación pacífica con el lema "Samalayuca no se vende, se defiende", el próximo jueves en la explanada de la Presidencia Municipal de Juárez, los integrantes del Frente Eco-Social Paso del Norte indicaron que se aprovechará la sesión de Cabildo para entregar exhortos para revocar el permiso de la mina a cielo abierto en Samalayuca.

“Hacemos un llamado a las autoridades para que protejan la salud, el agua, el patrimonio arqueológico y el ecosistema desértico”, se enfatizó al indicar que los exhortos se harán llegar a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Sin permisos oficiales, ni definición de Semarnat ante diagnóstico de la CONANP, el corporativo canadiense avanza en delimitar zonas de perforación

Asimismo, se pedirá el apoyo de los regidores para que respalden la iniciativa social de rechazo al proyecto del corporativo canadiense VVC Exploration para extraer cobre en el área protegida de Samalayuca y con procesos altamente tóxicos a la región ya que diario usará 160 toneladas de ácido sulfúrico.

Este día, de hecho, ya se realizó un acercamiento con los ediles, a través de una sesión previa de Cabildo, en la cual la Dra. Leticia Chavarría, del Frente Eco-Social Paso del Norte, amplió los pormenores del impacto en la salud de los habitantes, los mantos freáticos así como la flora y fauna del desierto.

En este contexto, se cuestionó que la SEMARNAT aún no se pronuncia oficialmente, respecto del dictamen elaborado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), en el cual se coincidía con el severo daño al ecosistema de Samalayuca.

En tanto, cada vez más ciudadanos fronterizos simpatizan y se solidarizan con la causa de los pobladores del ejido Ojo de la Casa, donde se asentaría el proyecto canadiense que comprometió una inversión de 75 mil millones de pesos.

Los inversionistas de la mina “La Gloria” aseguraron que se había elaborado un estudio de impacto ambiental, el cual la CONANP demostró cuán endeble se encontraba y servía sólo para justificar los intereses comerciales del proyecto.

Por otra parte, se expuso que la mina todavía no solicita los permisos municipales, los pobladores interpusieron un amparo y entablaron una denuncia popular, como lo establece la Ley Estatal de Desarrollo Urbano.

Sin embargo, las autoridades no se han pronunciado de manera oficial en el caso y mientras eso ocurre, se expuso que en la mina ya se están delimitando los puntos de perforación.

4 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad