• Administrador

Sociedad en movimiento por los héroes de la salud

Fabrica empresario, ventilador portátil para traslados en ambulancias; alumnos y maestros de Medicina, crean lámpara sanitizante


El prototipo de un equipo portátil de ventilación de bajo costo es elaborado por Córdova Industrial, empresa de Anáhuac, del municipio de Cuauhtémoc, y es analizado por el Gobierno del Estado ya que sería de gran utilidad en el traslado de pacientes COVID-19.

Se indicó que se trata de un equipo, que funcionaría como ventilador de uso no prolongado, sólo de traslado, apto para pacientes adultos; cuenta con cinco modos ventilatorios y una batería hasta de 6 horas de duración.

Según se dio a conocer, este ventilador CMVent tendría un valor en el mercado de mil 500 dólares pero el propietario de la empresa, René Córdova, se lo ofreció al gobierno estatal básicamente al costo de producción.

El equipo podría usarse en las ambulancias para ir a recoger a una persona de su casa y llevarla a una unidad médica, por ejemplo.

La coordinadora estatal de Ingeniería Biomédica, Rocío Rodríguez Moriel, señaló que directivos y personal de Córdova Industrial analizaron los prototipos que hay en diversas partes del mundo y en tres semanas diseñaron este ventilador, que fue probado recientemente y se le realizan algunos ajustes para mejorar su funcionamiento.

“Esperemos que en un par de semanas más, podamos llevarlo al Hospital Central para ver si será viable utilizarlo”, apuntó la funcionaria.

Por su parte, se informó que maestros y alumnos de la Universidad Autónoma de Chihuahua, elaboraron una lámpara sanitizante de luz ultravioleta y la donaron al Hospital Central.

De acuerdo con un comunicado de prensa, se detalló que estudiantes y profesores de la carrera de Ingeniería Biomédica de la Facultad de Medicina, desarrollaron el artefacto capaz de esterilizar en 8 minutos, una habitación de 64 metros.

La coordinadora de la carrera, Gabriela Sámano Lira, el catedrático Allan Arvizo Huerta y las alumnas Karen Miramontes Borunda y Fátima Navarro Martínez, destacaron su interés por poner un granito de arena en la red de apoyos a hospitales y darle un plus a la seguridad del personal de salud.

La lámpara tiene la posibilidad de eliminar virus, bacterias y hongos, y debe utilizarse sin presencia de personas ya que podría ser dañina.

“La intención es usarla donde haya estado un paciente con COVID-19 y poder sanitizar, aparte de la limpieza que se da a esas áreas”, enfatizó la coordinadora.

Los creadores expusieron que la lámpara se opera mediante una aplicación para teléfono celular, en la cual se programa el tiempo de sanitización, sin la necesidad de acudir a la habitación a checar cómo va el proceso.

El profesor Allan Arvizo Huerta compartió que las investigaciones arrojaron que la luz ultravioleta con germicida es una de las opciones más viables para descontaminar un área hasta en un 99.9 por ciento.

Agregó que cuenta con temporizador, que permite encenderlo y apagarlo dentro de una habitación sin que la luz ultravioleta dañe a los usuarios.

En su intervención, la alumna Fátima Navarro Martínez apuntó que se hizo una investigación sobre lo que se hace en Italia, Estados Unidos, China y España, para implementarlo aquí y este fue el resultado.

Al respecto, el director del Hospital Central Universitario en la ciudad de Chihuahua, Victorio Vigna, dijo que la ventaja es que el rebote de la luz ultravioleta llega hasta donde no puede llegar la mano humana o por un error de cálculo no llegó el limpiador.

“Hemos sido beneficiados con la donación de este equipo de alta tecnología, que nos va a permitir garantizar mucho más la limpieza de las áreas por donde tenemos paso de pacientes con COVID-19; estoy muy agradecido”.

4 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad