• Administrador

Un chihuahuense que se rehusó a la fuga de cerebros

Con el aprendizaje y la experiencia adquirida en el extranjero, Héctor Hugo Pérez, experto en nanotecnología regresa para crear una empresa e impulsarla en el área biomédica


El capitalino desarrolló un dispositivo portátil, que similar a un alcoholímetro, con soplar detecta en etapa temprana, enfermedades como diabetes, sida o cáncer

A casi una década de trabajar en el extranjero, cursar maestrías y doctorados, así como recibir premios internacionales, el chihuahuense Héctor Hugo Pérez Garza considera esa trayectoria como una excelente plataforma para regresar a su estado natal y desarrollar su especialidad, la nanotecnología.

Un par de recientes visitas a la capital del estado para impartir conferencias, también las ha aprovechado para afinar los detalles de su naciente empresa PGM NanoSensing, a través de la cual podrá impulsar esa área científico-tecnológica en aspectos médicos.

Al parecer, el Gobierno del Estado lo apoyará en esa iniciativa, según dio a conocer en noviembre pasado, la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico (SIDE).

De acuerdo con Conecta, la revista del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) –de donde Pérez Garza egresó del Campus Chihuahua en 2007 como ingeniero en Mecatrónica—, su primer reto será promover el uso de un dispositivo portátil de detección temprana de enfermedades.

Según explicó, el artefacto funciona de una manera similar a la de un alcoholímetro, ya que al soplar la persona, se registran las moléculas del aliento y con ello, se detecta si hay presencia de cáncer, sida, diabetes u otras infecciones.

El dispositivo fue desarrollado por Héctor Hugo Pérez, quien se ha desempeñado desde hace varios años como gerente de Micro y Nano-sistemas en la empresa holandesa DENS Solutions.

A sus 34 años de edad, se percibe en una etapa de madurez como para retribuir en su país y estado, la amplia cosecha de aprendizaje y experiencia.



El capitalino cuenta con dos doctorados en Holanda y ya había realizado dos maestrías, una en Bioingeniería Molecular en la Universidad de Dresde, Alemania, y la otra en Nanotecnología en la Universidad de Chalmers, Suecia. Posteriormente incluso, cursó una tercera maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Cumbria, Inglaterra.

Además, ha sido premiado a nivel internacional cuatro veces por los adelantos encabezados en nanotecnología en China (2012), Holanda (2014), Japón (2016) y Argentina (2019).

También ha sido expositor en más de 30 foros de nanotecnología en más de 15 países, interactuó en paneles con 3 ganadores del Premio Nobel y fue invitado por el príncipe de Holanda en la promoción de actividades comerciales en nanotecnología.

Ahora, el sueño de Héctor Hugo Pérez es que PGM NanoSensing le permita promover la nanotecnología como un aliado de la salud pública. Máxime en el área de prevención, que siempre ha sido el talón de Aquiles de las estructuras gubernamentales.

Y es que si las enfermedades se atienden en etapas tardías, no sólo la respuesta será eminentemente reactiva sino con menos probabilidades de resolver el problema de fondo.

Para Pérez Garza, el hecho de que las personas desconozcan que lo padecen hasta que se presentan los síntomas, ya van en desventaja. En especial, ante las técnicas de diagnóstico actuales que suelen ser invasivas y dolorosas, generando efectos secundarios, no detectan biomarcadores sino masas físicas y sobre todo, son costosas.

Prevención, el talón de Aquiles de la salud pública en el país; “a México le sale más cara la diabetes que el huachicoleo”: OPS y OMS

De ahí que su idea con el dispositivo es que su costo sea accesible con valores agregados para que lo utilicen hospitales y aseguradoras en beneficio del paciente.

“Los cánceres aumentarán hasta 70% y el invento es una necesidad verdadera y drástica", subrayó al enfatizar que la nanotecnología es el presente y futuro para generar un impacto social.

Nada más cercano a la realidad. Este año, primer en marzo pasado y recién en días anteriores, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaron que en México sale más cara la obesidad que el huachicoleo.

Estimados a tasa anual desde 2010 a la fecha, el robo de combustible se calcula en un impacto negativo de 4 mil millones de dólares, mientras que la enfermedad cuesta al Estado 7 mil 800 millones de dólares.

A partir de ello, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador advirtió el lunes pasado al sector privado que, “ya no se puede esperar más” en alusión a aplicar acciones impopulares como ajustes de impuestos, control de la publicidad y un nuevo etiquetado frontal en los alimentos ultra-procesados y en las bebidas azucaradas, debido a que la obesidad ya es una epidemia, está detrás del alto índice de diabetes y ya se ha convertido en una amenaza contra la integridad del Estado, el desarrollo social y económico del país.

Mas aún, no es la única enfermedad con ese avance desmesurado, a la par se encuentra el cáncer, la hipertensión y las afecciones cardíacas.

71 vistas
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad