• Administrador

Un día en Chihuahua rompe con estadística de violencia

Sólo hoy, 8 menores perdieron la vida; según Redim, el promedio en el país, es de 3 niños a diario debido a la crisis de violencia


Basta un mal día, peor que otros, para sacudir las estadísticas en México. El promedio de tres niños y adolescentes, que son asesinados a diario en el país, debido a la crisis de violencia; se disparó hoy en Chihuahua, en cuestión de horas.

Primero con el hecho de que en los límites de Sonora y Chihuahua, rumbo a Casas Grandes, tres mujeres y sus siete hijos –bebés y niños— fueron acribillados; todos de la comunidad LeBarón. Posteriormente, seis menores que lograron escapar, llegaron como pudieron a su casa en el rancho La Mora, Casas Grandes, sin embargo, todavía hay una niña que no aparece, según lo informó el activista Julián LeBarón.

Por la tarde, además ocurrió el crimen a balazos de un menor de 13 años en la colonia Granjas del Sur, de la capital del estado, donde en el día hubo un total de siete ejecuciones.

Casos que enmarcan precisamente, el dato estadístico sobre el peligro para los menores de edad en la República Mexicana, que publicó el reciente informe rendido por la Red por los Derechos de la Infancia (Redim).

Sin embargo, la asociación civil viene trabajando de manera persistente en los impactos de la violencia en la niñez mexicana desde 2011, de la mano con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Oídos sordos de los gobiernos a llamados urgentes de UNICEF, CIDH y la Red por los Derechos de la Infancia

Colateralmente se han unido a esa causa y otras relacionadas (como las familias migrantes, los feminicidios y la vulnerabilidad de los jóvenes), organismos como Human Rights, la Unión Europea y la propia Organización de las Naciones Unidas.

No obstante la persistencia de llamados de atención urgente, no han tenido eco en los gobiernos tanto a nivel federal como estatal, pues según la región que se trate, los respectivos gobernadores aluden a la infalible fórmula de pasar la estafeta, del mismo les responde la Federación y ninguna instancia, al final del día, se hace responsable.

“El Estado mexicano cada día ofrece menos oportunidades de desarrollo a la niñez y la juventud, quienes además ahora son testigos y víctimas de una guerra declarada contra el crimen organizado, quedando expuestos… Cada vez más”, destaca el informe de Redim.

Sin lugar a dudas. Así lo exhibió el grito de auxilio difundido este día por Lafe Langford Jr., miembro de la comunidad LeBarón, en las redes sociales:

“Atención a todo el mundo. Somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y los Estados Unidos estamos bajo ataque mientras hablamos por los carteles en México… Hemos estado pidiendo a las embajadas estadounidenses en México todo el día para no Avail… Necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero para presenciar los terribles actos inhumanos y brutales que se han cometido contra nosotros hoy, Rhonita y sus 4 hijos fueron tiro y quemadas hasta la muerte en su vehículo y en este mismo momento hay dos Suburbans más con 2 de nuestras familias por un total de 2 esposas y 10 niños que están desaparecidos y / o secuestrados por el cartel… Necesitamos ayuda de inmediato!!”

Posteriormente, el activista Julián LeBarón, primo de Rhonita así como el hermano de ella, Fernando LeBarón confirmaron que las otras dos mujeres con tres de sus hijos, fueron localizados sin vida y otros seis menores habrían escapado y llegaron caminando hasta el rancho La Mora, en Casas Grandes. A excepción de una niña.

Mientras la Fiscalía General del Estado no proporcionó información oficial del ataque, solamente que la Policía Federal y el Ejército enviaron elementos para rastrear la zona.

Fue Julián LeBarón en entrevista con Milenio TV, quien precisó el número de víctimas, asimismo refirió que la Fiscalía de Chihuahua había ofrecido un helicóptero pero hasta mañana, por lo que Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Ciudadana, se comprometió a mandar una aeronave para buscar a la pequeña. En tanto, ellos mismos recorrían el área con apoyo de policías federales y militares.

“Esto ya no se trata nada más de apelar a la intervención de Donald Trump, ni de pedir apoyo de los gobiernos, están rebasados y algo habremos de hacer nosotros mismos para defendernos”, sentenció Julián LeBarón, de la comunidad mormona, que no es la primera vez que son atacados –julio de 2009—, “eso nos está pasando a todos”, subrayó.

Es la vida ‘cotidiana’ para los chihuahuenses y de hecho, todos los mexicanos –acotó— ya que al parecer, las mujeres que viajaban con sus hijos en sus vehículos por la carretera, o se toparon con un ‘narco-retén’ o quedaron en medio de un fuego cruzado entre comandos contrarios, toda vez que en Agua Prieta, Sonora, todo el día se registraron enfrentamientos.

“Ya no se puede más”, enfatizó Julián.

No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad