• Administrador

Un festejo agridulce…

Más de 700 familias en Chihuahua desconocen el paradero de sus hijos, menores de edad, por lo que ni hablar de globos y dulces


El día del niño para cientos de familias en Chihuahua, ayer no fue motivo de globos, dulces y risas; cuando menos 739 padres desconocen el paradero de sus hijos, según datos del informe de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, presentado en enero de este año.

A esa estadística se acercó Sitlaly Patricia Vega Cruz, de 12 años, quien desapareció la noche del domingo pasado en la colonia Vistas Cerro Grande, al salir a la tienda de abarrotes, junto con su padrastro.

Ayer afortunadamente, los localizaron en las vialidades Los Nogales y Sacramento, aunque la Fiscalía Zona Centro no informó si hubo o no la comisión de un delito; sólo que ella se encontraba sana y salva.

No tuvieron la misma suerte niños como Juan Manuel Ruiz García, de 11 años, a quien familiares y amigos llamaban el “Tomatito”. Desapareció el 4 de julio de 2018 en calles de la colonia Melchor Ocampo en Ciudad Juárez.

En su búsqueda, los policías encontraron en cambio, el cuerpo de “Rafita”, David Rafael Santillán Vargas, de 6 años, quien el 8 de agosto de ese año, salió de la casa de su abuela en la colonia Praderas del Pacífico, iba a la tienda por un refresco y ya no volvió. Cinco días después, lo ubicaron ya sin vida, pues fue asesinado y sus restos quedaron junto a unas vías del tren. Del “Tomatito”, nada hasta la fecha.


De los casos que han sacudido a la sociedad en el estado, la desaparición de Alondra, quien a la fecha no ha sido localizada, no se mantiene como caso activo en el portal de Alerta Ámber


Igual que Alondra María Nolasco Corpus, de 10 años, quien fue sustraída de su casa en la colonia Vistas del Norte, de la ciudad de Chihuahua, el 18 de septiembre de 2017. Su abuelastro fue señalado por las autoridades como sospechoso, lo detuvieron y dejaron ir, cuando se tuvieron más pruebas, entonces fueron por él y ya no lo encontraron. Actualmente, continúan sin ubicarlo ni determinar qué pasó con la niña, si bien la Fiscalía General del Estado no maneja este expediente como desaparición activa. (http://fiscalia.chihuahua.gob.mx/inicio/?page_id=25904)

En el apartado de Alerta Ámber, la Fiscalía muestra sólo 3 menores aún sin localizar: Juan Manuel, el “Tomatito”; Jorge Alfredo Chávez Román, de 10 años, cuyo rastro se perdió el 16 de junio de 2008 en la colonia Emiliano Zapata, en Ciudad Juárez; así como Lezli Karina Espino García, de 16 años, quien el 10 de diciembre de 2018 salió de su casa en la colonia Las Torres, de la ciudad de Delicias y no se volvió a saber de ella.

Esos son algunos casos, que sacudieron a los chihuahuenses pero no son los únicos.

En enero de este año, cuando Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración presentó su informe actualizado de personas desaparecidas y fosas clandestinas, dio a conocer que a las 40 mil personas desaparecidas y 26 mil cuerpos sin identificar en morgues, se sumaban 5 mil 184 personas cuyo paradero se desconoce desde que asumió la presidencia del país, Andrés Manuel López Obrador.

De ese universo, contabilizado desde la década de los años 60 hasta diciembre de 2019, se especificó que 11 mil eran niños.

Tan sólo en la actual administración federal, se perdió el rastro de mil 7 menores, según los datos presentados en enero pasado.

Estadística que sitúa a Chihuahua en el quinto lugar con más desaparecidos, incluso en el rango de menores de edad.

El primer lugar lo ocupa Tamaulipas con mil 611 niños, en segundo el Estado de México con mil 503, Puebla con mil 185, Jalisco con 917 y Chihuahua con 739 menores.

La interpretación analítica de la incidencia establece que el factor preponderante es la tardanza y burocracia de los elementos policíacos para rastrear cada reporte de niño ausente.

Desde 2003 se instituyó por ello, los sistemas de Alerta Ámber y el Protocolo Alba en Chihuahua. No obstante, el 16 de noviembre de 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló contra el gobierno mexicano por los métodos de búsqueda y de investigación por las víctimas del Campo Algodonero en Ciudad Juárez, y se dictó la aplicación de medidas más efectivas mediante un Grupo Técnico de Colaboración, entre diferentes instancias gubernamentales, lo cual realmente se aplicó desde 2012.

En la Alerta Ámber se genera una pesquisa, se difunde en los medios de comunicación a nivel nacional, incluso internacional según sea el caso para potenciar la búsqueda durante 72 horas de recibido el reporte y considerando el riesgo inminente de recibir daño grave por motivo de la ausencia o cuando se presume la comisión de un delito.

Acorde con la Fiscalía General del Estado, la Alerta es un mecanismo de difusión y es independiente de la búsqueda que realizan las autoridades, ya que ésta se enmarca en el Protocolo Alba, que involucra al Ministerio Público, las corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno, así como Tránsito,

los Centros de Respuesta Inmediata, Policía Rural y Comisarías Ejidales, y la intervención del Grupo Técnico de Colaboración conformado por la Secretaría de Gobernación, la de Relaciones Exteriores, el Instituto Nacional de Migración, el Instituto Chihuahuense de la Mujer y la Aduana Fronteriza, a través de sus Oficiales de Comercio Exterior (OCE), entre otras.

5 vistas0 comentarios
No te pierdas ninguna de nuestras notas. ¡Suscribete ahora! Noticias Chihuahua

Solo registra tu correo electrónico.

© 2023 por GG Publicidad